jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Obispos de Venezuela exigen urgente vacunación contra la COVID-19: “No puede esperarse más tiempo”

“El pueblo tiene el derecho a ser debidamente atendido tanto en la prevención como en los cuidados médicos necesarios”, reclama el episcopado en un comunicado para abogar por una vacunación “ni discriminación alguna”. | Foto William Urdaneta

La Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana emitió un comunicado en el que expresan la urgencia de la vacunación contra la COVID-19 en el país, manifestando que “el pueblo tiene el derecho a ser debidamente atendido tanto en la prevención como en los cuidados médicos necesarios”.

“Es una urgencia que debe enmarcarse en la llamada a practicar el mandamiento del amor fraterno”, señalan en el comunicado, y afirman que “No se puede esperar más tiempo. Lo humano está por encima de las diatribas políticas, pues la vida de cada persona es digna y sagrada”. Añaden en el comunicado que la vacunación debe realizarse “sin excepción ni discriminación alguna”.

“Hemos celebrado la Semana Santa en medio del dolor de la pandemia: amigos y familiares, conocidos y hasta algunos médicos, enfermeros, y trabajadores del sector sanitario están enfermos”, lamentan los representantes de la Iglesia Católica venezolana.

Luego de lamentar el elevado número de casos y de fallecidos, el episcopado emplaza al Ejecutivo Nacional, a las autoridades sanitarias y a todas las instancias públicas y privadas para que, “pensando en el bien del pueblo al cual deben servir, busquen un acuerdo (con la adecuada y científica asesoría de especialistas) a fin de conseguir las mejores vacunas que puedan ser aplicadas a la totalidad de la población sin excepción ni discriminación alguna. Así se evitará que nuestra población se convierta en un campo de experimento de productos inseguros”.

Los obispos también exhortan a las naciones del mundo a dar los pasos ciertos para colaborar con Venezuela y permitir el envío de las vacunas | Foto Diócesis de San Cristóbal

Para los obispos, “urge un acuerdo, fruto de un serio diálogo, que evitará todo retraso con el cual sólo saldrá perjudicada la inmensa mayoría de la población. No se puede esperar más tiempo. Lo humano está por encima de las diatribas políticas, pues la vida de cada persona es digna y sagrada”.

Asimismo, exhortan a las naciones del mundo y a los organismos multilaterales que tienen que ver con la distribución de dicha vacuna “dar los pasos ciertos para colaborar con nuestro pueblo al permitir el envío de dichas vacunas sin que eso signifique una dura carga para nuestra nación golpeada por una grave crisis desde hace varios años”.

Gobierno acusa a EE.UU. y Reino Unido

Mediante su cuenta de Twitter, el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, ha explicado que el gobierno de Nicolás Maduro ha “exigido” la liberación de al menos 300 millones de dólares (más de 251 millones de euros) de los casi 6.000 (algo más de 5.000 millones de euros) bloqueados por la imposición de “sanciones”, que ha tildado de “criminales”.

“Ni Estados Unidos ni Reino Unido han liberado un dólar”, ha lamentado Arreaza, que ha asegurado que, a pesar de ellos, Venezuela “avanza por otras vías” con sus aliados.

El presidente Maduro detalló a finales de marzo que, con el objetivo de conseguir vacunas contra la enfermedad, se había procedido al reclamo de estos recursos por la vía “judicial, legal”.

“Hemos enviado cartas firmadas por todos los sectores políticos e ideológicos del país, para que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reciba el dinero de las cuentas secuestradas y vengan las vacunas”, añadió.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias venezolanas han contabilizado más de 170.000 personas contagiadas de COVID-19, incluidas más de 1.700 víctimas mortales a causa de la enfermedad. (Con información de DPA)