viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Nuevo Herald: Menor interés de EE.UU. afecta a oposición en diálogos de México

Según el texto, la postura de Washington se debe al debilitamiento de la oposición que se evidencia en la agenda Guaidó, que ha sido desplazada por actores que apuestan por la participación en las elecciones de noviembre.

En vísperas del inicio de las negociaciones entre los delegados de la administración de Nicolás Maduro y la oposición liderada por Juan Guaidó, un artículo del Nuevo Herald advierte que el interés de EE.UU. en este proceso ha mermado. Según el texto, esta postura de Washington estaría signada a un debilitamiento de la oposición que se evidencia en que la agenda que llevaba Guaidó, reconocido aún por Estados Unidos como presidente encargado, ha sido desplazada por actores que apuestan a la participación en las elecciones de noviembre.

Además, el hecho de que Carlos Vecchio, representante en EE.UU. de la Asamblea Nacional electa en 2015, no esté presente en la mesa de negociación evidencia la disminuida influencia que puede tener Washington en esas reuniones al ser considerado por los delegados de Maduro como alguien “hostil” y “radical”.

Según el exrepresentante de la Casa Blanca para Irán y Venezuela, Elliott Abrams, lo que muestra la agenda de México es el debate de unas condiciones para ir a los comicios regionales y municipales, “además de otras cosas que el régimen quiere” como por ejemplo que se le devuelva el control de activos en el exterior como Monómeros y Citgo, así como el dominio del oro que se encuentra en las bóvedas del Banco de Inglaterra y el levantamiento de sanciones.

“Si esta elección resulta ser un completo fiasco, como es completamente posible, será un muy mal comienzo para quienes piensan que las elecciones son la forma de sacar a Maduro”, dijo Abrams.

Resaltó que durante el gobierno de Donald Trump había interés especial en la situación venezolana, tanto así que fue designada una persona que se dedicara exclusivamente al tema. “Ahora, la oficina de representación especial se ha disuelto y la semana pasada se disolvió la oficina de Venezuela (…) Todo esto es una reducción de la atención, una reducción de la energía. Ahora, ¿quién va a representar a Estados Unidos en la Ciudad de México?”, advirtió.

Por su parte, el director ejecutivo de la consultora Inter American Trends, Antonio De la Cruz, consideró que el hecho de que Vecchio no esté en las negociaciones “es particularmente dañino” para la oposición y cree además que el hecho de que se hayan cedido en demandas de forma unilateral ya es un signo de debilidad.

“La presencia de Vecchio es el elemento que otorgaba a la mesa de negociación un canal de comunicación directo con Washington. Estados Unidos sigue siendo un aliado, pero que uno de los negociadores hable directamente con Estados Unidos no es lo mismo que tener a los negociadores hablando con Estados Unidos a través de intermediarios. Vecchio es alguien que tiene acceso directo al Departamento de Estado y a los líderes del Senado”, dijo De La Cruz. (Lea aquí el análisis completo del Nuevo Herald).