martes, 20 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Movev apuesta por el consenso a favor del referéndum revocatorio como vía hacia la transición política

Héctor Barrios, diputado al CLEB por Movimiento Ecológico, declaró que proponen ir a regionales plebiscitarias, un referéndum revocatorio, un nuevo centro de dirección política nacional y elecciones libres.

Después de los resultados de las pasadas elecciones regionales y municipales, el Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev) se concentra en las propuestas y próximos pasos para ir a unas elecciones presidenciales libres.

Héctor Barrios, diputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB), destacó que son ocho propuestas las que han surgido: la solicitud de renuncia, la Constituyente, el acuerdo de salvación nacional, la consulta popular para una nueva dirección de política nacional, un referéndum revocatorio con el CNE, un referéndum revocatorio popular, un referéndum revocatorio popular con primarias y una elección presidencial sin vetos ni inhabilitados.

Para el Movev, la vía más efectiva en este momento es la solicitud y activación del referéndum revocatorio, a partir del 10 de enero próximo.

“Planteamos participar en unas regionales plebiscitarias, un referéndum revocatorio, un nuevo centro de dirección política nacional y elecciones libres. Estamos en la segunda etapa de la propuesta, que es promocionar el referéndum revocatorio. Sin embargo, no nos cerramos a la discusión de las otras siete propuestas, pero discutirlas sin encasillamientos personalistas ni partidistas, sino en el entendido de que tenemos que escoger por consenso la ruta que consideramos más apropiada y más efectiva, porque hemos planteado en el pasado acciones y actividades que no han sido suficientemente efectivas, no hemos logrado el objetivo”, destacó.

Apuesta porque se abra la discusión entre todos los factores para llegar al consenso en la propuesta.

– Después de la marcada división en las elecciones regionales y las heridas que dejó. ¿Es posible llegar esta vez a un acuerdo para definir una sola ruta?

– Yo ruego que sea así. La lección de este proceso electoral es una bofetada para todos nosotros. Hubo un grupo importante que no participó, pero también hubo otro grupo importante que sí, y ese grupo es mayoría opositora, pero no lo hizo efectivo por las divisiones internas, las confrontaciones, las peleas, y eso hay que revisarlo.

“Esto nos obliga, después del llamado de atención manifestado en el voto popular, a que reflexionemos y tiremos a los lados los muros partidistas, las discusiones personales, inclusive las agresiones físicas y verbales entre nosotros para tener un ambiente propicio de consenso”, sostuvo Barrios.

La estocada del CNE en 2016 

En 2016, los diferentes factores opositores agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) iniciaron la cruzada por el referéndum revocatorio a Nicolás Maduro, desafiando todas las trabas que arbitrariamente puso el Consejo Nacional Electoral, violando sus propios reglamentos para que no se llevara a cabo.

Después de la recolección del 1% de firmas para hacer la solicitud, el CNE decidió que estas debían validarse con los captahuellas. Además de que hubo personas que firmaron y no aparecieron en sistema, fueron pocas las máquinas que habilitó. Esto conllevó a que de más de 70 mil personas que firmaron y aparecían en sistema, solo validaran más de 20 mil. Aun así, Bolívar cumplió y superó la cuota requerida.

Los días 26, 27 y 28 de octubre se daría el proceso de recolección del 20% de manifestaciones de voluntad para revocar a Nicolás Maduro. La logística por parte de la MUD ya estaba lista.

El 20 de octubre, sin embargo, tribunales penales suspendieron la recolección del 20% en cinco estados: Aragua, Bolívar, Carabobo, Apure y Monagas, al anular las validaciones del 1% de firmas en cada entidad, alegando presunto fraude.

Aunque inicialmente el proceso continuaría en el resto de los estados, el CNE terminó por suspenderlo en todo el país.