miércoles, 29 de junio de 2022

Ministro colombiano cree que Maduro quería llamar atención de EE UU con crisis en Apure

El ministro Molano advierte que el conflicto entre tres grupos que se lleva a cabo en Apure tiene incidencia directa entre los desplazados y es por el control del tráfico de drogas. | Foto cortesía

El ministro Molano advierte que el conflicto entre tres grupos que se lleva a cabo en Apure tiene incidencia directa entre los desplazados y es por el control del tráfico de drogas. | Foto cortesía

El ministro de la Defensa de Colombia, Diego Molano, considera que es claro el respaldo que la administración de Nicolás Maduro le da a las operaciones que llevan a cabo grupos irregulares y aquellos vinculados al narcotráfico en territorio venezolano y a su juicio, los recientes enfrentamientos protagonizados por la Fuerza Armada Nacional y la disidencia de las FARC son por el control del tráfico de drogas.

Molano expresó que la disputa que se lleva a cabo involucra a tres grupos importantes: el ELN, “las dos disidencias de las FARC” y la llamada “Segunda Marquetalia”, donde están afiliados alias Jesús Santrich e Iván Márquez y advirtió que “el acuerdo de protección que un sector tiene con las fuerzas militares bolivarianas hizo que arremetieran contra el otro”.

En ese sentido, el titular de la cartera de Defensa en Colombia dijo que la consecuencia directa son los más de 5 mil ciudadanos desplazados, que actualmente se refugian en el sector Arauquita, dentro del vecino país.

Cree que el operativo que se llevó a cabo en Apure tenía como finalidad sacar a una de las disidencias de las FARC y llevarlos a negociar con los líderes guerrilleros Santrich y Márquez, mientras que Maduro usa la situación para responsabilizar a Colombia de lo que ocurre en vez de asumir la responsabilidad por los hechos.

Esgrimió una segunda teoría que va orientada a que, desde Miraflores, se buscaba probar al gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, con el fin de poder mejorar las relaciones con Washington.

Desmintió a quienes ostentan el poder, sobre la búsqueda de comunicaciones para abordar el problema que se suscita en Apure con los grupos guerrilleros, donde indicó en entrevista concedida a La Gran Aldea que “nunca hemos hablado con Padrino López. No tenemos relación diplomática ni de ningún tipo con las autoridades de Nicolás Maduro”.

Agregó además que existe una preocupación por la presencia de Rusia en Venezuela, por su apoyo en el fortalecimiento militar de la FAN y que también están inmiscuidos en la denominada “ciberguerra”.

“Han lanzado como carne de cañón a los militares contra unos grupos terroristas que se reúnen en Miraflores, dicho por el propio Nicolás Maduro Moros. Timoschenko, Santrich, Iván Márquez, Gentil Duarte. Estas son las consecuencias de más de 20 años de relaciones con estos grupos terroristas que han vivido bajo el amparo del Estado venezolano”, subrayó el director de FundaRedes, Javier Tarazona, respecto a los hechos ocurridos el viernes 23 de abril donde un contingente de más de 30 soldados fue emboscado por elementos de la disidencia de las FARC.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img