sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Milos Alcalay en Foro UCAB: “Rusia violó de principio a fin el derecho internacional”

La casa de estudios sede Guayana organizó un foro virtual en el que dos expertos debatieron sobre el impacto político y económico que a nivel mundial genera el conflicto Rusia-Ucrania.

Con la finalidad de instruir al alumnado sobre el conflicto bélico europeo, la Universidad Católica Andrés Bello extensión Guayana ofreció un webinar o foro interactivo para disertar sobre el conflicto internacional que protagonizan Rusia y Ucrania.

La iniciativa contó con la ponencia de la asesora internacional María Alejandra Aristeguieta y el exembajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Milos Alcalay.

“El 24 de febrero es una página oscura de la humanidad. Hemos visto la prepotencia de una de las grandes potencias nucleares del mundo. Además, una respuesta mundial jamás vista antes. La comunidad internacional ha reaccionado”, explicó Alcalay en los primeros minutos de su intervención.

Afirmó que, desde el siglo pasado, en el marco de la Guerra Fría protagonizada por Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el mundo no se encontraba tan polarizado.

El experto refirió que el conflicto entre Ucrania y Rusia data de 2013 cuando se vivió la revolución ucraniana o Euromaidán, una serie de protestas y disturbios que tuvieron lugar en el territorio en el período comprendido entre 2013 y 2014, que terminó con la destitución del presidente prorruso Viktor Yanukóvich (Rusia consideró esto un golpe de Estado).

 

Hay muchas consecuencias: disparos en el precio del petróleo, la comida, la tasa de interés. Suiza que es un país con una economía muy estable, en la que solo existe el 1% de inflación, este mes tuvo un incremento del 2%”

María Alejandra Aristeguieta

 

El origen del Euromaidán fue la negativa por parte de Yanukovich a completar una serie de requerimientos necesarios para que Ucrania se integrase a la Unión Europea.

En medio del conflicto interno, Crimea, localidad perteneciente a Ucrania, decidió intentar proclamar su independencia y redactar su propia constitución. Esto terminó en un referéndum en el que los líderes decidieron unirse nuevamente a Rusia, que reconoció la independencia de la provincia.

No obstante, la comunidad internacional y Estados Unidos consideraron esto anticonstitucional e ilegal, en consecuencia, Ucrania sigue considerando Crimea parte de su territorio.

Alcalay aseveró que no es la primera vez que Rusia interviene ilegalmente a otro territorio, recordando los casos de Chechenia, Georgia y la anexión de Crimea. “Putin usa la misma metodología de los nazis. Solo cuatro países han ratificado su apoyo al Kremlin: Corea del Norte, Siria, Bielorrusia y Venezuela”, manifestó.

Vladimir Putin, presidente de la Federación Rusa, argumenta su política intervencionista aduciendo que la Organización del Tratada del Atlántico Norte (OTAN) está cercándolo territorialmente al integrar países de Europa del Este en su organización, naciones que antes pertenecieron a la Unión Soviética. Según el mandatario, la posible integración de Ucrania a la OTAN representa un riesgo para la seguridad rusa.

 

El 24 de febrero es una página oscura de la humanidad. Hemos visto la prepotencia de una de las grandes potencias nucleares del mundo. Además, una respuesta mundial jamás vista antes. La comunidad internacional ha reaccionado”

Milos Alcalay

 

En este punto Aristeguieta aseveró que se trata del regreso de un poder político que fue muy importante durante el siglo XX, además, que nota en el discurso del Kremlin esbozos de nostalgia zarista y soviética. “La lucha es de modelos políticos. Puede terminar el orden establecido tal y como lo conocemos”.

En respuesta a la invasión rusa, Europa, aliada con Estados Unidos, presentó un bloque de sanciones que incluyen el bloqueo de Rusia en los mercados internacionales, su exclusión del Swift (sistema bancario global) y la cancelación del proyecto Nord Stream 2, un gasoducto submarino que el país estaba a punto de empezar a operar en alianza con Alemania.

María Alejandra Aristeguieta disintió de la postura de Alcalay en cuanto a lo que el experto llamó una respuesta fuerte de Europa, aduciendo que: “Europa estaba tibia hasta que existió presión internacional”. La experta en relaciones internacionales aseguró que la razón de esa inacción es la dependencia que tiene el resto de Europa del gas natural y petróleo rusos.

“Hay muchas consecuencias: disparos en el precio del petróleo, la comida, la tasa de interés. Suiza que es un país con una economía muy estable, en la que solo existe el 1% de inflación, este mes tuvo un incremento del 2%”, explicó Aristeguieta. Además comentó que no cree que las sanciones vayan a detener a Rusia ya que “Putin tiene una puerta trasera llamada China. Se prepararon para esta invasión”.

Además de su impacto en el mercado petrolero, el conflicto bélico puede devenir en una crisis alimentaria. Rusia y Ucrania son las responsables del 33% de las exportaciones de trigo a nivel mundial. El conflicto disparó el precio de los cereales especialmente en naciones del Medio Oriente y África.

En el caso de países como Egipto, cuyo consumo de cereales y pan depende en 80% del trigo europeo, el desabastecimiento será una realidad.

“Las cadenas de suministros aún no se recuperan de la pandemia. En países donde normalmente el flujo comercial es bueno, ha habido cuellos de botella. Estas cadenas se ven aún más afectadas por la guerra”, explicó la especialista.

Venezuela y el conflicto 

En el contexto venezolano, el mandatario Nicolás Maduro ha manifestado su apoyo a las tropas rusas. Sin embargo, la semana pasada recibió a un grupo de embajadores estadounidenses en el Palacio de Miraflores, para discutir la crisis energética de Europa y el destino de varios presos estadounidenses detenidos en Venezuela. Tras esta reunión, dos de los reos fueron liberados.

El exembajador de las Naciones Unidas aseguró que mira con optimismo la respuesta mundial al conflicto. “Si las Naciones Unidas no existieran, habría que crearlas ahora. Rusia violó de principio a fin el derecho internacional”, sentenció Alcalay.

“Venezuela ha perdido su brújula geopolítica. Va del timbo al tambo sin saber qué hacer. Esta diplomacia de zigzag no va a convencer a los rusos de la lealtad de Maduro ni a los estadounidenses”, adujo Alcalay mientras establecía un símil de la situación del gabinete venezolano con una frase del recordado Cantinflas, asegurando que Maduro no está “a favor ni en contra, sino todo lo contrario”.

La dependencia en números 

La Federación Rusa es la potencia petrolera de Europa. El país cuenta con las mayores reservas de gas natural en el mundo y las octavas mayores reservas de petróleo. Asimismo, es el primer exportador de gas natural mundial.

El 40% del gas natural que se usa en el resto de Europa, elemento con el que se genera energía eléctrica, es de origen ruso. Alemania, por ejemplo, depende casi totalmente de las exportaciones de gas (fue el único país que no estuvo de acuerdo con la expulsión de Rusia del sistema bancario mundial). Las sanciones se traducirían en un déficit en la oferta de gas natural en el continente, que ya hacía frente a un incremento en los precios del combustible y la electricidad.