jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Mejores pensiones y optimización del sistema de salud: la motivación de los adultos mayores para votar en las primarias

Bajo la premisa de necesitar un cambio político, los años no fueron impedimento para que incluso octogenarios se trasladaran a sus centros de votación para ejercer su derecho al voto.

A dos días de las primarias de la oposición y con 64,88% de las actas escrutadas, la Comisión Nacional de Primaria arroja una participación de 1.591.504 votantes en la elección del pasado domingo. El acto político rememoró las primarias del año 2012: participación masiva y el poder de convocatoria que entonces tuvo la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con la diferencia de que, en esta oportunidad, los adultos mayores fueron los protagonistas.

A las 9:00 de la mañana del 22 de octubre, las interminables filas para votar no estuvieron plagadas de jóvenes, sino de adultos mayores que llegaban a pie, en bastón e incluso en sillas de ruedas con el único objetivo de ejercer su derecho al voto.

En este sentido, Correo del Caroní entrevistó a los votantes para saber qué les motivaba a sufragar ese día, las respuestas arrojaron el deseo de que sus hijos retornen a casa, la exigencia de mejores pensiones en el ámbito de la seguridad social, así como la necesidad de tener acceso a medicamentos.

“Lo más importante es el cambio general del país. Este país está boca abajo. Tanto para nosotros como para la juventud. Estamos perdiendo a nuestros hijos y nietos a raíz de que aquí ya no hay nada que buscar. Por lo mínimo, pedimos vivir tranquilos. Que haya una buena pensión y seguridad. Que haya nuestra medicina”, expresó Richard Mendoza, de 60 años.

Para Moraima Vásquez, las propuestas que requiere el país son las de la candidata -ahora ganadora del proceso- María Corina Machado, que apuntan a una recuperación económica general.

“Las personas de la tercera edad tenemos que equipararnos con un aumento salarial. Los jubilados necesitamos un incremento en las pensiones a medida que las empresas florezcan en el país. Vivimos pasando hambre. Aquí tiene que haber una reactivación de la empresa privada. Vine aquí porque se requiere un cambio. 25 años de robolución. Ya no queremos más esto”, vociferó Vásquez.

Hay que recordar que las pensiones canceladas por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales no superan los 5 dólares, lo que mantiene a los pensionados venezolanos, según estándares internacionales, en la pobreza extrema.

Durante 2023, dos grupos de pensionados han organizado huelgas de hambre para exigir mejores condiciones para la tercera edad.

“La tercera edad es la que queda peleando por el país” 

En redes sociales se hicieron tendencias comentarios que hacían referencia a la ausencia de jóvenes en los centros de votación, destacando que la tercera edad había salido a ejercer su derecho al voto sin compañía de la juventud.

Según la Enjuve 2021, encuesta desarrollada por la Universidad Católica Andrés Bello, al menos el 50% de los migrantes venezolanos son personas que no superan los 30 años.

Para Enrique Espósito, de 70 años, hay una necesidad importante de mejorar la calidad de vida para la tercera edad, esto debido a que son muchos los hijos que migraron dejando a sus padres atrás, en consecuencia, la mayoría vive una vejez en soledad.

“Queremos tener mejor vida y disfrutar de todo lo que trabajamos. Necesitamos que nos ayuden, atención en los hospitales. Que esto mejore para que podamos seguir viviendo. Nosotros tenemos montones de problemas. La mayoría de las personas que se han ido de este país han dejado a sus adultos mayores aquí, a veces cuidando nietos o hijos pequeños. Eso no sirve porque era nuestro momento de descansar y no de pasar por tantos problemas”, opinó.

Correo del Caroní pudo constatar cómo era necesario el apoyo de traslado y la conformación de una “mesa para la tercera edad” en diferentes centros de votación de la ciudad.

Tal fue el caso de Delia Guillermina de Cova, una mujer de 81 años que llegó a su centro de votación nucleado en el Colegio de Ingenieros de Puerto Ordaz en silla de ruedas. La dama fue trasladada por sus hijos hasta la mesa de votación en medio de los aplausos de los presentes, quienes exaltaron su “espíritu democrático”.