domingo, 3 de julio de 2022

Maduro no quiere que Noruega facilite diálogos en México, según Reuters

La agencia de noticias asegura que la administración de Maduro no está dispuesta a reanudar los diálogos porque está en desacuerdo con que el Reino de Noruega continúe en el proceso e insiste en la incorporación de Rusia a las negociaciones.

La agencia de noticias asegura que la administración de Maduro no está dispuesta a reanudar los diálogos porque está en desacuerdo con que el Reino de Noruega continúe en el proceso e insiste en la incorporación de Rusia a las negociaciones.

La administración de Nicolás Maduro no está dispuesta a reanudar los diálogos en México, a pesar de los anuncios hechos en días pasados, porque está en desacuerdo que el Reino de Noruega continúe facilitando el proceso de negociación y por ende, pide que salga del mismo para que las conversaciones se reactiven.

Así lo reveló la agencia de noticias Reuters, medio que destacó que desde Miraflores se insiste en la incorporación de Rusia en cualquier negociación -que se suma además a la exigencia de dejar en libertad al empresario colombiano Alex Saab, preso en Estados Unidos-.

Hay que recordar que Noruega tiene experiencia en la resolución de conflictos internacionales y estuvo presente en los dos últimos intentos venezolanos de sentarse a dirimir diferencias por medio de la conversación. En las últimas negociaciones fue Oslo la que se ofreció a ser facilitadora de los procesos de diálogo y ambas partes aceptaron su ayuda.

Una de las fuentes consultadas por Reuters, ligadas a la oposición, asegura que la Plataforma Unitaria desea mantener a Noruega dentro del proceso de negociación porque a su juicio “los noruegos son nuestro único aval de que las cosas salgan bien”.

Otras dos fuentes dijeron que se esperan más negociaciones en México en la primera quincena de junio.

El pasado 7 de marzo, el gobernante Nicolás Maduro anunció el reinicio de estas conversaciones con la oposición, que estaban paralizadas unilateralmente desde mediados de octubre de 2021, tras la extradición del empresario colombiano Alex Saab a los Estados Unidos; medida que tomó luego de la visita de una delegación de alto nivel de Washington.

Luego de dos meses, el Gobierno de Estados Unidos expresó que se preparaba para aliviar algunas sanciones que pesan sobre Venezuela como un gesto que motive la reanudación de las negociaciones.

De acuerdo a la agencia Associated Press, estos cambios limitados permitirían a la trasnacional estadounidense Chevron a renegociar su licencia con Petróleos de Venezuela, pero no se le permitirá ni activar los taladros ni la exportación de crudo de origen venezolano, al igual que se saca de la lista OFAC a Carlos Erik Malpica-Flores, un exalto directivo de Pdvsa y sobrino de la primera dama, Cilia Flores, fue removido de la lista de sancionados.

Los estadounidenses aclararon posteriormente que el alivio de más sanciones se realizará en cuanto se vean pasos concretos y reales en pro de unas elecciones presidenciales libres y con garantías.

Después se dio la reunión entre representantes del régimen de Maduro y de la Plataforma Unitaria, en la que anunciaron comenzar “conversaciones formales” para lograr el reinicio de las negociaciones de México.

El ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrad, calificó de “positivo” el hecho de que se decidieran reanudar las negociaciones y aseveró que su país está “dispuesto y listo para recibirles y contribuir a que sean todo un éxito”.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img