jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Luis Vicente León asegura que límites de infraestructura y energía impiden recuperar el aparato productivo

El economista y presidente de Datanálisis habló de las limitaciones que tiene el país como parte de las perspectivas económicas de 2023. Sin embargo afirmó que para el segundo semestre del año se esperan mejoras.

El economista y presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, concedió una entrevista a Correo del Caroní, a propósito de su participación en la asamblea por el 30° aniversario de Fedecámaras Bolívar, en la que habló sobre el contexto económico y político venezolano, y los retos para los empresarios.

Según lo expuesto, las perspectivas económicas de Venezuela no son las mejores, debido a que la capacidad de producción del país se redujo debido a la falta de infraestructura y electricidad, entre otros factores. Por ello insistió en que se necesita una solución integral para poder generar un crecimiento significativo en la producción industrial.

“Haz de cuenta que el país estaba metido en una caja de pizza grande. ¿Cuáles son los límites de una caja de pizza? En este caso un país, y sus límites son la electricidad, la infraestructura, la mano de obra calificada. Es más, tú dentro de esas cajas puedes tener solo un triangulito de la pizza, o puede ser una pizza completa. Pero la caja de la pizza es la capacidad del país. Lo que en Venezuela se redujo no solo fue la pizza, se redujo el tamaño de la caja, porque hoy no tienes infraestructura, combustible, electricidad, agua, educación que te permitan tener una pizza grande porque no te cabe”, ejemplificó León.

En ese sentido explicó que Venezuela debe llevarse a un proceso de crecimiento significativo. Puso como ejemplo, privatizar Sidor y que si se prendiera completa, se podría generar un colapso eléctrico en el país porque no hay capacidad para generar esa energía.

“Tú no puedes pretender, por ejemplo, que la electricidad de una ciudad no la paguen sino solamente el sector privado, porque al final, simplemente tú le estás pidiendo al sector privado que haga las veces de Estado sin tener los recursos para poderlo enfrentar”

“No se trata solo de que las empresas estén en disposición de aumentar su producción, se trata de que puedan hacerlo, y eso está limitado”, acotó.

Indicó que otro ejemplo es que, con unas pequeñas mejoras aunque no se llegó a la producción de otros momentos, se percibió un cambio aunque siguió siendo insuficiente porque no se resuelve el problema de fondo.

“¿Qué pasa? Que tú venías en tu proceso de mejora, que en efecto es una mejora, y resulta que de repente te paras en seco (…) ¿Qué pasa? El gobierno había logrado generar ciertos niveles de mejora y oxigenación desde el pozo, pero tu capacidad de expansión es muy limitada porque en realidad tú no tienes posibilidades de expandir tu industria petrolera e industria energética en el mundo. Entonces tienes un techo. Pero además, súmale a ese techo la corrupción”.

Sin embargo, León afirma que lo que se espera para el segundo semestre del año es que mejore la economía. Esto debido a que se frenó el tema del PVC y están entrando recursos de Chevron. Esos dos factores lo hacen ser optimista, en términos de que la capacidad de la economía retome ciertos niveles de crecimiento, aunque de todas maneras seguirán siendo muy pequeños.

– Se vienen procesos electorales en los que la mayoría de los aspirantes se concentran en hablar precisamente de la recuperación del aparato productivo, y en Guayana del parque industrial como alternativa no petrolera. Entonces, entendiendo todas esas limitaciones, ¿realmente es posible recuperar ese aparato productivo del país tan pronto?

– Siempre es posible, pero tienes limitaciones, barreras que tienes que resolver. O sea, por ejemplo, pensar en un crecimiento realmente estable del proceso industrial y productivo del país, sin resolver el tema de la colocación o relanzamiento de Venezuela al mercado internacional, es muy difícil.

Tú necesitas resolver el tema de las sanciones. Necesitas resolver el tema de la negociación política, que te abre las puertas otra vez y que te abra la capacidad de financiamiento internacional, porque sin financiamiento internacional, sin posibilidades de colocar tu producto en el mercado internacional, tu capacidad de crecimiento está muy limitada.

Y ahí está el gran reto que tenemos que resolver. O sea, cómo caminar hacia un proceso de negociación política que rescate las instituciones, pero también rescate la entrada de Venezuela a sus mercados naturales occidentales. Hay una alternativa, que a mí no me gusta pero qué puede pasar, y es que, si nosotros eso no lo resolvemos y no lo resolvemos pronto, lo más probable es que Venezuela termine girando completamente al mundo no Occidental. O sea, que quien se aproveche de este proceso sea China.

A mí me parece perfecto que tengas negocios con todas partes del mundo, incluyendo China. Pero tú tienes que preservar tu ubicación geográfica, tus intereses históricos, tu historia y tus recursos, y eso se refiere a cómo reinsertamos a nuestro país y su energía en el mercado central.

Señales positivas

El economista Luis Vicente León agrega como señales positivas la colocación de divisas de Chevron en el mercado y la recuperación del flujo de caja del PVC.

Por ello se considera que en el segundo semestre de 2023 puede haber resultados que indiquen una mejora en la economía, aunque quede todavía un gran camino por recuperar.

– A propósito de que mencionó que cada ciudad y sector tiene sus particularidades, en Bolívar se perciben mucho más esas diferencias dentro del estado con el Arco Minero. Eso nos ha convertido en un estado con un alto coste de vida, incluso por encima de Caracas, empresarios denuncian la alta voracidad fiscal y eso ha conllevado también a que muchísimas empresas hayan cerrado o migrado a la informalidad. ¿Cómo esta situación afecta, porque es el Estado quien deja de percibir ingresos?

– Yo creo que es uno de los elementos fundamentales para poder reconstruir el aparato productivo. ¿Eso es una economía? Las economías son poco complejas o hiper simples. La venezolana es una economía absolutamente simple, como una amiga. ¿Por qué? Porque si tú miras el enredado completo empresarial productivo, tú puedes tener algunos sectores productores de petróleo, algunos sectores industriales de Valencia, agroindustrial en occidente, aquí de oro en el sur, pero no son redes entre ellas que te permitan construir clusters que desarrollen.

Entonces, ¿cómo lo tienes que construir? Lo tienes que construir con estímulo, pero no me refiero al estímulo del pasado, de beneficios y no sé qué. Tienes que darle la capacidad, la posibilidad de operar, y no le puedes cargar al sector privado los costos completos del mantenimiento del país.

Tú no puedes pretender, por ejemplo, que la electricidad de una ciudad no la paguen sino solamente el sector privado, porque al final, simplemente tú le estás pidiendo al sector privado que haga las veces de Estado sin tener los recursos para poderlo enfrentar. Tú lo haces no competitivo y le impides su proceso de crecimiento.

Resolver problemas

Para Luis Vicente León si bien desde 2020 la relación entre el Estado y el sector privado es menos hostil, y se han abierto algunas posibilidades, esto no ha resuelto el problema.

“Claro, sí hay menos hostilidad, pero la menor hostilidad no se ha convertido en una política que permita al sector privado, básicamente desarrollarse”.

De allí que el presidente de Datanálisis insiste en que si bien mejoró la relación entre el Estado y el sector privado, el país necesita resolver problemas de inversión en energía y combustible, por ejemplo, para crecer verdaderamente. Es decir, los problemas de fondo que mantienen estancada la economía venezolana. No obstante, hay señales de un crecimiento mínimo aunque muy distante de lo que se necesita. Aún así, esos pequeños cambios se sienten en un sector y se aprecian positivamente ratificó León.