lunes, 15 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Los 42.690 colombo-venezolanos con cédulas canceladas pueden revocar la decisión

La Registraduría activó un equipo de 260 personas para atender a estos ciudadanos colombo-venezolanos y se comprometió a responder las solicitudes en dos días hábiles.

A 42.690 ciudadanos colombo-venezolanos la Registraduría de ese país les anuló sus cédulas colombianas por supuestamente tener “falsa identidad”. Esta decisión fue tomada luego de que el Estado colombiano encontrara y desmantelara una red que estaba vendiendo nacionalidades colombianas falsas a ciudadanos venezolanos.

Tras este hallazgo se inició un proyecto de verificación de identidad para todos los colombo-venezolanos que habían tramitado su nacionalidad colombiana a partir del año 2013.

“Se enviaron 43 mil citaciones, pero no todas recibieron la notificación, bien sea porque estaban fueran del país, porque no viven en la misma dirección y nunca se enteraron de que ese proceso se estaba iniciando”, explica Gaby Arenas, fundadora de la Fundación TAAP, y quien es una de las afectadas por esta situación.

En redes sociales abundan los casos de personas que recién se están enterando de que su cédula fue cancelada y de otras que se preguntan cómo hacen para verificar si su documento de identidad es uno de los más de 42 mil que deben ir a revisión, pues desconocen si son de los miles que están en un limbo legal y deben hacer el trámite nuevamente.

Otros afectados se enteraron de que estaban en esta situación cuando intentaban viajar fuera o dentro del país (Colombia), y algunos estuvieron en riesgo de ser deportados, sin embargo, la Fiscalía emitió unas órdenes de excarcelación para que no se les deportara porque no existía motivo y para que quedasen en libertad y pudieran verificar sus documentos.

Arenas y los abogados de la Fundación TAAP están ofreciendo asesorías para que los afectados puedan resolver la cancelación de sus cédulas. Explica que hay dos grupos de personas que sí se enteraron de la situación y acudieron a la Registraduría: quienes fueron, les revisaron sus documentos y les dijeron que todo estaba bien y no les cancelaron sus documentos; y otro, a quienes les dijeron que también todo estaba bien, pero les cancelaron su cédula.

A los más de 40 mil ciudadanos que poseen esta doble nacionalidad se les ha afectado su vida cotidiana: “Las personas no están recibiendo atención en salud, padres que no han podido registrar a sus hijos, niños que no han podido empezar las clases porque sus papás no pueden inscribirlos porque no tienen cédula, personas que tienen sus cuentas bancarias congeladas, empresas sin poder moverlas…”, detalla Gaby Arenas.

Más de una veintena de organizaciones han denunciado y condenado la cancelación de las 42.690 cédulas de estos ciudadanos colombo-venezolanos, decisión que califican de “arbitraria”.

En un comunicado firmado por organizaciones como Venezuela Sin Fronteras, Fundación Manitas Amarillas, Fundación Genval, Diálogo Ciudadano Colombo Venezolano, Alianza Humanitaria Tricolor  y muchas más se expone que esta decisión viola el artículo 96 de la Constitución Política de Colombia que establece que son nacionales colombianos “los hijos de padre o madre colombianos que hubieren nacido en tierra extranjera y luego se domiciliaren en territorio colombiano o registraren en una oficina consular de la república”.

En el mismo comunicado, las organizaciones recuerdan que estos más de 40 mil ciudadanos con doble nacionalidad “son retornados de Venezuela, país que se encuentra en una emergencia humanitaria compleja por la profunda crisis política, económica y social permanente, de acuerdo con lo establecido por la Organización de Naciones Unidas. Son personas con necesidad de protección”, enfatiza el texto.

Respuesta oficial

Rodrigo Pérez, director nacional de Registro Civil de la Registraduría, dijo a la revista Semana que este proceso lleva unos cinco meses. Aseguró que en total “se revisaron 296.156 registros civiles de nacimiento con estas condiciones; de los cuales 42 mil no cumplían los requisitos”.

Pérez agregó que “muchas de las personas que presentaron el registro de nacimiento no lo apostillaron o lo apostillaron con información que no correspondía a la verdad. Quiere decir que utilizaron documentos falsos o mentirosos para acreditar que el documento que traían como registro de nacimiento extranjero tenía validez para ser presentado en Colombia”.

Durante una reunión entre Rodrigo Pérez y Gaby Arenas, el director de la Registraduría informó que hay tres procedimientos para solventar la cancelación de las cédulas a los ciudadanos colombo-venezolanos:

  1. Acudir a la Registraduría o a la notaría donde se registraron y presentar nuevamente todos los documentos, con el documento de solicitud de revocación de la decisión. Si los documentos son correctos y se tienen los testigos, se les vuelve a activar su documento.
  2. Si la persona no tiene los documentos en regla o existe algún error en el proceso, la persona debe hacer un nuevo registro civil. Sin embargo, quienes estén en esta situación pueden solicitar que se les mantenga el Número Único de Identificación Personal (NUIP) para que no se afecten las propiedades ni la vida corriente.
  3. Quienes no tienen los documentos originales apostillados, puede solicitar copias de su expediente en la Registraduría o notaría donde hizo su registro original para volver a presentarlos.

Los ciudadanos colombo-venezolanos que residen en el exterior y presentan este inconveniente pueden acudir a los consulados de Colombia del país donde se encuentren y presentar la documentación.

Ante la dificultad de apostillar en Venezuela, los ciudadanos colombo-venezolanos también pueden presentar su partida de nacimiento venezolana legalizada donde se hace constar que su madre o padre es de nacionalidad colombiana, junto con el registro civil de su mamá o papá y dos testigos que los conozcan.

Asesorías de TAAP

La Fundación TAAP está ofreciendo asesorías gratuitas con sus abogados para quienes deben realizar este proceso de renovación de cédulas. Hasta la fecha han recibido casi 5 mil casos y “a todos les han dado respuesta”, afirma Gaby Arenas.

Arenas resalta que es “importante decir que toda la asesoría es gratuita porque como en todas las situaciones, hay personas queriendo cobrar a estos ciudadanos que están siendo detenidos o que tienen problemas con sus derechos y ofrecen que ellos les resuelven, y eso no funciona; es meterse en otro problema”.

El llamado a los ciudadanos colombo-venezolanos es a no hacer uso de gestores para realizar este y otros trámites y acudir de forma presencial a la sede de la Registraduría o a la notaría.

La Registraduría activó un equipo de 260 personas para atender a estos ciudadanos colombo-venezolanos y se comprometió a responder las solicitudes en dos días hábiles.