viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Leopoldo López: Guaidó está dispuesto a ir a prisión

El dirigente opositor y fundador de Voluntad Popular, Leopoldo López, aseveró que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por más de 50 países, está dispuesto a ir a prisión de ser necesario en su lucha por el cambio político en Venezuela.

Luisa Quintero | TalCual

En su primera rueda de prensa desde España luego de abandonar Venezuela, López señaló que no hay posibilidades que el gobierno interino o Guaidó se refugien en el exilio para seguir operando en búsqueda de una transición que conlleve a elecciones libres.

 A pesar de haber dicho en múltiples oportunidades que no saldría del país -cuestión que reconoció-, López dijo que “las circunstancias” lo obligaron a abandonar el territorio venezolano, al tiempo que citó al expresidente Rómulo Gallegos”.

Desde España aseveró que se mantendrá en sus funciones dentro del gobierno interino y, se dedicará a viajar a varios países para sumar apoyos a la coalición de naciones que apoyan la Asamblea Nacional como poder legítimo, y por consiguiente, al presidente Guaidó.

Además dijo que se dedicará casi de forma exclusiva a tres aspectos. “Me voy a dedicar a tres cosas. Promover e impulsar que en Venezuela se pueda materializar una elección presidencial libre, justa y verificable; hacer lo que corresponda para que los responsables de violaciones de derechos humanos, torturas y asesinatos puedan ser sometidos a justicia internacional, allí están los mecanismos y los informes (…) Nos toca llevar esos informes, toda esa precisión con que se han identificado muchos delitos, a la Corte Penal Internacional”.

Por último, entre las tareas de López se contará buscar “todos los mecanismos para poder aliviar el sufrimiento de nuestro pueblo, poder garantizar la ayuda humanitaria y económica para una de las crisis más profundas de la región y el mundo, es una de las crisis con menor financiamiento”.

En particular, dijo que conversó esto último en la mañana con Juan Guaidó, en medio de la articulación “de una agenda que conduzca al cambio político en Venezuela (…) Vamos a dar nuestro mayor aporte para poder fortalecer y unificar la coalición democrática a favor de Venezuela. Son 60 países a favor de Venezuela”.

Todos coinciden en que Venezuela debe ser libre y que sean los venezolanos los que elijan su destino a través de elecciones, continuó el dirigente opositor, quien insistió en varias oportunidades sobre su compromiso “a consolidar esa unidad dentro y fuera del país, estoy seguro que nos permitirá ser más fuertes para salir de esta dictadura”.

“No soy solo”

Leopoldo López ejerce desde mediados de 2019 el puesto de comisionado para el centro de gobierno del gobierno interino de Juan Guaidó. Dijo que se mantendrá en ese cargo porque “yo no soy solo, soy parte de un equipo que lidera Juan Guaidó. Formo parte de un equipo que tiene responsabilidades y las voy a seguir cumpliendo”.

La relevancia de mi salida lo da si somos útiles a la lucha, y si somos útiles en equipo, insistió López. “Estoy seguro que podemos aportar desde aquí. No es fácil dar la pelea política en Venezuela”.

La “Salida” de López

En sus primeras declaraciones a medios de comunicación, tras casi año y medio refugiado en la Embajada de España en Caracas, Leopoldo López evitó dar detalles sobre su evasión del país y los cuerpos de seguridad que mantenían custodiada esa sede diplomática, donde se encontraba desde el 30  de abril de 2019.

“Yo tenía siete años sin recorrer mis país. Hace tres días cuando me tocó recorrer a un país ausente, es un país muy distinto que hace siete años. Venezuela está despintada, descolorida, negocios cerrados, la gente está flaca, el rostro de los venezolanos es triste por el dolor de sentirse hambrientos, por el dolor de la separación de sus seres queridos, hoy el pueblo venezolano está sufriendo por culpa de la dictadura”, dijo.

López comentó que llegó en avión comercial, aunque pidió salir “discretamente” del Aeropuerto Internacional de Barajas para dar una sorpresa a sus hijos. También aseveró que solo cinco personas conocían de su plan de fuga, que fue planificado por él mismo, aunque evitó decir el nombre de los implicados o la ruta que tomó para salir de Venezuela porque “la salida fue como fue”.

“Prefiero no dar detalles de lo que fue mi salida de Venezuela. No lo hago porque debo proteger la identidad de las personas que me ayudaron y para que las personas que deseen usar esa misma ruta lo puedan hacer”, argumentó el opositor.

También dijo que no tiene mayor precisión sobre su condición legal en España, pero “si me toca tener la condición de refugiado, la tendré que tener. Lo que me permita tener la posibilidad de permanecer en España y luchar por Venezuela”.