lunes, 4 de julio de 2022

Las caras del “protector” de Maduro en la frontera del Táchira

Freddy Bernal es uno de los pocos hombres de Hugo Chávez que aún goza del apoyo de Nicolás Maduro, quien lo impuso en el cargo para mantener el control político en la entidad andina.

Freddy Bernal es uno de los pocos hombres de Hugo Chávez que aún goza del apoyo de Nicolás Maduro, quien lo impuso en el cargo para mantener el control político en la entidad andina.

Hace seis años Venezuela cerró la frontera con Colombia después de que dos militares venezolanos resultaron heridos en enfrentamientos con grupos delictivos. Los puentes que comunican ambos países desde el estado Táchira siguen trancados, afectando la vida de los ciudadanos quienes se vieron obligados a pasar por caminos improvisados y alternos al paso oficial entre ambos países. Sin embargo, lo que sí sigue abierto es un negocio millonario producto del contrabando que se ha aprovechado de esos pasos irregulares.

Unas 52 rutas informales que van desde pasos por ríos a puentes con tablas improvisadas, conocidas como “trochas”, siguen activas en la frontera. Pero dos de ellas fueron elegidas para el tránsito de la mercancía autorizada por el “protectorado” del Táchira, según informaron varios empresarios y funcionarios regionales consultados por este reportaje de investigación publicado por la Alianza Rebelde Investiga (ARI) integrada por El Pitazo, Runrunes y TalCual junto a la plataforma latinoamericana de periodismo Connectas.

En los cuatro años que lleva en el cargo, Bernal se autopromociona en jornadas de dotación de materiales, reuniones con militares para “afinar estrategias para la defensa” de la frontera, mesas de trabajo para atender a las familias afectadas por las lluvias, entregas de alimento y gas doméstico, para inaugurar nuevos alumbrados públicos, así como encuentros con sectores productivos; actividades que corresponden al gobernador del estado.

Los nuevos códigos

El intento del paso de ayuda humanitaria desde Colombia en 2019 se tomó como argumento para cerrar por completo el puente internacional Simón Bolívar en la frontera. A partir de esta fecha se intensificó el tráfico de mercancía en la zona con la creación de los llamados “códigos” emitidos por el protectorado de Bernal o por organismos militares, popularmente conocidos como Código del Protectorado, Código ZODI (Zona Operativa de Defensa Integral) o Código REDI (Región Estratégica de Defensa Integral), estos dos últimos manejados por militares.

Con documentos en mano (código y planilla de liquidación de impuestos) “se dirigen a una trocha específica y utilizada para tal fin, donde esperan las mercancías en los vehículos de carga colombianos para hacer trasbordo a camiones de matrículas venezolanas y luego ser cruzadas a territorio venezolano”, explicó una de las fuentes que pidió mantener su nombre en reserva.

Según la gobernadora Laidy Gómez, el contrabando por las trochas le deja al protectorado del Táchira 3 millones de dólares semanales. También recalcó la fuerte pérdida económica para el estado fronterizo, al señalar que en los últimos dos años se han dejado de percibir más de 288 millones de dólares en recaudación aduanera, los cuales se habría podido invertir en obras públicas para la región.

Trochas VIP

En recorrido por una de las trochas en la frontera se evidenció el tránsito de mercancía | Foto ARI

Una de las formas que han surgido para traspasar la frontera es “Trochas VIP”, un servicio “más cómodo y seguro que un servicio puerta a puerta”, que se ofrece a los venezolanos que requieren viajar a cualquier ciudad colombiana y especialmente a Cúcuta, que se salta las limitaciones oficiales a la movilización como medida preventiva por la pandemia. Para ello, el pago para pasar de la capital tachirense San Cristóbal hasta la zona de Juan Frío en Colombia, ronda los 108 dólares o 400 mil pesos colombianos, según el tipo de cambio del día.

Un recorrido realizado por ARI en la zona logró verificar el tránsito de mercancía por estos caminos improvisados, la forma en que militares custodian las cargas y ayudan en su transbordo de un camión con identificación colombiana a otro de placa venezolana. En el lugar afirmaron que gran parte de esa mercancía pertenecía a alguien que ostentaba el “código del protectorado”.

Policía revolucionario

Bernal era policía cuando participó en el golpe militar liderado por Hugo Chávez en 1992 y fue escolta de Violeta Barrios de Chamorro, siendo presidenta de Nicaragua; con el pasar de los años, constituyente, diputado, alcalde de Caracas y ministro de la mano del chavismo. Su nombre ingresó en la Lista Clinton de Estados Unidos por supuestas conexiones con el narcotráfico junto a las FARC, y está en todas las listas de funcionarios chavistas sancionados por violaciones a los derechos humanos en Venezuela.

Esta es la trayectoria de Bernal, el “protector” de Maduro en la frontera y a quien escogió como candidato en las elecciones regionales del próximo 21 de noviembre para ser gobernador de Táchira, complicada región que sigue en manos de la oposición, pese a la hegemonía del chavismo en el resto del país.

Puede leer el reportaje completo pulsando la imagen

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img