domingo, 3 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

La posible reactivación aérea entre Venezuela y Colombia tras victoria de Petro

El mercado aeronáutico reacciona ante el inminente restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia, que además es la frontera más activa de la región y comparten importantes flujos migratorios.

Con la victoria de Gustavo Petro en las recientes elecciones presidenciales de Colombia, el cambio en el tablero político con Venezuela parece extenderse también hacia el lado comercial -por la posible apertura de frontera- y el aéreo, en pausa por la pandemia y las diferencias entre ambos gobiernos.

El mercado aeronáutico ya reacciona ante el inminente restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia, que además de la frontera más activa de la región comparten también importantes flujos migratorios.

El Gobierno colombiano estima que en ese país residen al menos 1,6 millones de venezolanos, por lo que es el mayor receptor de migrantes y refugiados, y la Dirección Administrativa Nacional de Estadísticas (DANE) calcula que alrededor de 700 mil colombianos viven en territorio venezolano.

¿Cómo era la oferta antes de la suspensión de vuelos?

Hasta la llegada del COVID-19, las aerolíneas Avior, Láser y Wingo eran las únicas que ofrecían conexión directa entre Venezuela y Colombia, tras la salida de Avianca en 2017 y la quiebra de Aserca y Santa Bárbara Airlines, que hasta 2018 operaban la ruta.

Avior Airlines era la que más vuelos abarcaba entre ambos países y conexiones entre las ciudades colombianas Bogotá, Medellín y Cali y las venezolanas Caracas, Barcelona, Porlamar, Valencia y Maracaibo. Para entonces, los precios promedio por boleto ida y vuelta rondaban los $400.

¿Cuáles aerolíneas buscan retomar la conexión Venezuela-Colombia?

De momento, las aerolíneas colombianas Avianca y Wingo -de bajo costo y parte de Copa Airlines- y la venezolana Avior son las únicas que han hecho públicas sus intenciones de retomar las conexiones entre ambos países.

Mientras que un mes después la aerolínea Wingo hizo lo propio y solicitó permiso para la ruta Bogotá-Valencia-Bogotá con hasta siete frecuencias semanales, según oficios divulgados por la autoridad aeronáutica colombiana.

¿Hay probabilidades de que se autoricen las rutas?

Humberto Figuera, de ALAV, dijo a Crónica.Uno que el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) “sabe del interés de las líneas aéreas de acceder a todos los destinos posibles que se les permitan”.

Otros voceros del sector, como el presidente de Avior, argumentan que -al igual que con las conexiones con EE UU- la falta de reactivación con Colombia responde a temas políticos, pues el gobierno saliente de ese país no reconoce a Nicolás Maduro como presidente desde 2019, aunque lo cierto es que incluso hasta 2020 se siguieron autorizando nuevas rutas y frecuencias.

¿Cuáles opciones hay en este momento para viajar entre Venezuela y Colombia?

Por las restricciones aéreas que siguen vigentes, la opción más viable para volar entre ambos países es haciendo escala en Panamá, país al que llegan casi todas las aerolíneas nacionales y la internacional Copa Airlines.

Otra opción es llegando a las ciudades fronterizas de ambos países en autobús o avión y cruzando la frontera terrestre, que ya permite el paso regular de personas desde finales de 2021. Los vuelos entre Maiquetía y los aeropuertos de Táchira, por ejemplo, cuestan más de 100 dólares ida y vuelta.

¿Y los vuelos especiales?

Desde finales de 2021 el INAC le ha estado otorgando a ciertas aerolíneas permisos para operar vuelos especiales a ciertos países. A España empezaron volando de esa forma Air Europa e Iberia, hasta que se autorizaron los vuelos regulares.

Salvo hacia y desde Panamá y República Dominicana, Conviasa maneja la totalidad de las operaciones aéreas con los demás países de la región pues -sumado a los especiales en Sudamérica- vuela de forma exclusiva a Cuba, Bolivia y México, los otros destinos autorizados por el INAC.