jueves, 23 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Justicia del Reino Unido dará a conocer fallo sobre oro venezolano en los próximos días

Cuando se publique el resultado del recurso y con independencia de si es o no favorable, la administración de Maduro prevé presentar una nueva demanda ante la sala comercial para que decida quién puede acceder a las reservas ahora que Londres ya no reconoce a Guaidó.

La Corte de Apelaciones de Londres dará a conocer en las próximas semanas su fallo sobre el oro venezolano, luego de que este miércoles diera por culminado el proceso de apelación por parte del Banco Central de Venezuela afín a la administración de Nicolás Maduro a un fallo que le había dado el control de los lingotes que están en el Banco de Inglaterra a la junta del BCV ad hoc nombrada por la Asamblea Nacional electa en 2015.

Los tres jueces de esta instancia legislativa señalaron que darán a conocer su decisión pronto, aunque no dieron una fecha concreta para ello. Pero aclara que primero lo harán en privado a las partes en disputa, que terminaron sus alegatos este miércoles.

Para la junta del BCV, que preside Calixto Ortega, la jueza Sara Cockreill se equivocó al concluir que no podía dar efecto en base al derecho inglés a unas sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano que anulaban los nombramientos del entonces líder opositor a su junta.

Eso se refiere al principio de “una sola voz”, en donde la Política Exterior del Reino Unido debe sumirse a la posición de Londres, que en 2019 reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y a la Asamblea Nacional de 2015.

Y sobre este argumento se esgrimió la opinión del viceministro de Políticas Antibloqueo, William Castillo, en el que señala que Londres respeta la decisión de la Asamblea Nacional (AN) de 2015 de disolver al gobierno interino,  pero no aclara a quién el gobierno de Londres reconoce como representante legal de Venezuela.

Por su parte, el abogado de la junta “ad hoc” de Guaidó, Andrew Fulton, rechazó ese argumento y sostiene que el dictamen de Cockerill “no se ve afectado en absoluto por los acontecimientos políticos en Venezuela” e instó a los magistrados a ceñirse a la coyuntura que había cuando fue emitido.

En sus documentos presentados ante el tribunal, este abogado explica que, al margen del cese de Guaidó, la junta “ad hoc” se mantiene “y sigue queriendo representar al BCV en esta jurisdicción” para reclamar el oro.

Fulton subraya que, aunque el Reino Unido ya no reconoce a Guaidó, tampoco acepta como presidente legítimo a Nicolás Maduro.

Cuando se publique el resultado de este recurso y con independencia de si es o no favorable, la administración de Nicolás Maduro prevé presentar una nueva demanda ante la sala comercial para que decida quién puede acceder a las reservas ahora que Londres ya no reconoce a Guaidó, indicó a EFE una fuente del equipo legal.

Paralelamente, la junta “ad hoc” del BCV reclama a la de Maduro que le abone costes legales (por un pleito que perdió) por unos 2 millones de libras (2,3 millones de euros), si bien los abogados del bando oficial alegan que ese dinero que invirtió la oposición no era suyo sino que pertenecía a Venezuela.