martes, 21 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Jóvenes dicen sentirse apáticos por la política y sin deseos de participar en elecciones

La falta de puntos para inscribirse, según dirigentes políticos, podría ser un componente añadido por el que los jóvenes demuestran poco interés en participar en las venideras elecciones.

Tres millones de jóvenes no podrían elegir el futuro del país si lo quisieran, pues de acuerdo con la organización civil Voto Joven, esta población no está inscrita en el Registro Electoral del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Una cifra que genera preocupación no solo dentro de las organizaciones civiles promotoras de la participación ciudadana en la política, sino además en los partidos políticos de la oposición que reiterada veces han hecho un llamado al CNE a instalar puntos de inscripción para reducir la cantidad de jóvenes que se podrían quedar sin votar en las elecciones presidenciales prontas a ocurrir en 2024.

La falta de puntos para inscribirse, según dirigentes políticos, podría ser un componente añadido por el que los jóvenes demuestran poco interés en participar en las venideras elecciones.

Sobre el tema, este lunes, conversaron Dayaly Zerpa, coordinadora de Estructura y Activismos de Voto Joven en el estado Zulia, y Germain Montes, presidente de la Federación Venezolana de Estudiantes de Ciencias Políticas (Fevecipol), con la conductora Iraní Acosta en el programa De Primera Mano, transmitido por Radio Fe y Alegría Noticias.

“A los chamos no les importa la política”

En el estado Zulia, Voto Joven y Fevecipol aplicaron una encuesta sobre los derechos políticos de los jóvenes. Gracias a los datos recogidos por consulta personal, se llegó a determinar que el 86% de los jóvenes está consciente del valor que tiene su opinión y participación en el cambio del país, pero la mayoría no tiene incentivos para votar. De hecho, se conoció que el 62% de los encuestados no está inscrito en el Registro Electoral.

A criterio de Montes, eso es una señal de que existe apatía porque “a los chamos no les importa la política” aunque “saben que les afecta”. De ello se dio cuenta porque cuando les preguntaban las razones de no estar inscritos respondían: “no es de mi interés hacerlo”, “no tengo tiempo para inscribirme”. Inclusive, algunos ni siquiera saben qué es el Registro Electoral. Eso aunado a que el Consejo Nacional Electoral no ha mostrado disposición de incentivar con campañas a los jóvenes en el registro ni facilita las zonas donde se ubican los puntos de inscripción.

“Los jóvenes se encuentran mucho más preocupados por suplir sus necesidades básicas y de poder llevar el sustento a su familia, por ello no está entre sus opciones militar en partidos políticos o participar en cualquier otra organización civil y/o política”, expone el documento de los resultados de la encuesta.

“Al final de todo nos podemos dar cuenta que reconocen la importancia de su derecho al voto, reconocen la importancia de su participación y que la decisión (de no participar) afecta en sus vidas, pero no quieren participar en el proceso y eso es una alerta para decir: qué está pasando aquí”, sentenció Montes.

Zerpa agregó que para una gran cantidad de jóvenes venezolanos es difícil trasladarse a un punto de inscripción electoral porque, primero, trabajan y/o estudian; segundo, desconocen donde están las oficinas, o bien, no tienen dinero para los pasajes. Especialmente este es el caso de aquellos que son de zonas rurales y fronterizas que no tienen los recursos económicos para trasladarse hasta la capital de sus estados.

La coordinadora regional de Voto Joven destacó que la apatía que siente la juventud venezolana, con énfasis en la zuliana, puede “minimizar la acción” de incentivar una forma de hacer política desde la visión de los chamos.

Explicó que en la organización no hay inclinación partidista, lo que hay es un objetivo: lograr que los jóvenes venezolanos decidan desde su propio voto lo que quieren para Venezuela.

En este sentido, enfatizó: “al no participar estamos cediendo a otra persona a que decida por nosotros”. 

Jóvenes incentivando a otros jóvenes 

Zerpa y Montes tienen deseos de ser parte de esa generación que propone nuevas formas de hacer política y de cambiar la realidad de hoy, que es la única que conocen, a una diferente.

Más allá de sus ideas y su representación en la sociedad civil, ambos son estudiantes y trabajadores que padecen por la crisis y por eso empatizan y comprenden a los jóvenes que se sienten desinteresados. Ellos también piensan que no hay muchas oportunidades en Venezuela, al igual que estudiar conseguir un trabajo con buen sueldo es difícil, “pero hay que seguir trabajando por un país de oportunidades y para que los que están afuera puedan volver”.

“Esta es la juventud del presente, Nosotros tenemos que trabajar para construir todo lo que queremos y la sociedad que necesitamos”, afirmó Zerpa.