lunes, 4 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Irregularidades en simulacro electoral refuerza desconfianza en el CNE y nubla expectativas para el 21N

El simulacro electoral del domingo 10 de octubre evidenció una vez más la práctica de manejo de maquinaria y movilización del PSUV, violando frente al CNE el reglamento y las leyes electorales. | Foto @amarcanopsuv

La asociación civil Súmate hizo un balance de las irregularidades cometidas durante el simulacro electoral celebrado el domingo 10 de octubre, de cara a las elecciones del 21 de noviembre. Una de las anomalías en cada proceso electoral y que se repitió en el simulacro fue la presencia de puntos rojos a escasos metros de los centros de votación.

La propaganda electoral dentro y fuera de los centros fueron parte de las irregularidades del simulacro electoral

Súmate observó la presencia de puntos rojos en el 86,7% de los centros de votación. En 74,1% de los casos estaban a menos de 200 metros del centro, mientras que en 3,7% de los visitados estaban dentro.

El uso del carnet de la patria para el control de la movilización de los electores se aplicó en 52% de los puntos rojos. Solo en 1% se utilizó dentro del propio lugar de votación.

En cuanto a la propaganda electoral o proselitismo a favor del PSUV se observó en el 80,2% de los centros de votación, incluso dentro en el 31,1% de los casos. En un 74,6%, la movilización de electores se hizo utilizando bienes o recursos públicos.

Además, Súmate comprobó la repartición de cajas o bolsas del CLAP con fines de proselitismo político electoral en el 30,8% de los centros de votación.

Oposición también incumplió

Otra de las observaciones fue la presencia de organizaciones políticas distintas al PSUV haciendo actividades de campaña en el 29,9% de los centros de votación.

En más de la mitad de los centros, el personal del CNE no fue el encargado de dar la inducción a los electores sobre cómo ejercer el voto: 12,1% estuvo a cargo del personal del Plan República; 19,2% de milicianos; 9,3% de personal no identificado y 14,7% de personas identificadas con el PSUV. Asimismo, en 31,3% de los centros, el personal del CNE no fue el que constituyó las mesas de votación.

Las medidas de bioseguridad tampoco se cumplieron a cabalidad, a propósito de la presencia de una tercera ola de casos de COVID-19 en el país. De acuerdo con la observación de Súmate, no se respetó el distanciamiento físico en 39,5% de los centros de votación. En el 14,5%, los funcionarios no usaron correctamente el tapabocas.

Escasos centros de votación

PSUV mantiene control del electorado con el uso del carnet de la patria sin ninguna supervisión del CNE 

La escasa habilitación de centros nucleados para el simulacro electoral también limitó la participación del electorado. De 446 centros de votación, en Bolívar solo se habilitaron 13, uno por municipio, a excepción de Angostura del Orinoco, donde funcionaron tres centros de votación.

Caroní, el municipio con la mayor población electoral en Bolívar, tuvo apenas un centro de votación, ubicado en la Escuela Básica Gran Sabana Fe y Alegría en el sector Core 8 de Puerto Ordaz.

En un estado con desabastecimiento de combustible, la ubicación de este centro resultó distante, incluso, para los que habitan en las parroquias de Puerto Ordaz. Esta escuela es precisamente donde ejerce el voto el candidato a la Gobernación por el Partido Socialista Unido de Venezuela, Ángel Marcano.

Simulacro para el oficialismo

El candidato a la Alcaldía de Caroní, César Ramírez, también cuestionó la ubicación del único centro de votación para el municipio durante el simulacro. A su juicio, el proceso se hizo una vez más a la medida del oficialismo, ya que “son los únicos que cuentan con acceso a gasolina y con los recursos del Estado para hacer toda la logística. Hay que recordar que en el estado Bolívar no hay gasolina, solo se surte por número de placas, una vez al mes y solo 40 litros”.

Ramírez también comentó sobre el sistema de votación para los comicios del próximo 21 de noviembre y explicó que al momento de sufragar, la pantalla aparece solo con los nombres de los partidos y no de los candidatos.

 

Caroní, el municipio con la mayor población electoral en Bolívar, tuvo apenas un centro de votación, ubicado en la Escuela Básica Gran Sabana Fe y Alegría en el sector Core 8 de Puerto Ordaz

 

“Cuando escoges el partido de tu preferencia, sale una pantalla con la opción de gobernador, candidatos a diputados nominales y candidatos lista; y al extremo derecho, candidato a alcalde, concejales lista. Si quieres votar cruzado, es decir, distintos candidatos por partidos, resulta que al tildarlos, lo que realmente haces es eliminarlo, es un sistema confuso”, reclamó.

El candidato advirtió que de no existir una campaña que le explique al elector estos cambios, habrá muchos votos nulos.