martes, 28 de junio de 2022

Guyana vuelve a exhortar a Venezuela a acudir a la CIJ para solucionar diferendo por el Esequibo

El presidente de Guyana denunció -en su discurso en la ONU- supuestas “amenazas territoriales constantes” de Venezuela y criticó el preacuerdo de México. “Guyana no se usará como altar de sacrificio para dirimir las diferencias políticas internas de Venezuela”.

El presidente de Guyana denunció -en su discurso en la ONU- supuestas “amenazas territoriales constantes” de Venezuela y criticó el preacuerdo de México. “Guyana no se usará como altar de sacrificio para dirimir las diferencias políticas internas de Venezuela”.

Durante la 76° Asamblea General de la ONU que se realiza en Nueva York, la controversia que Venezuela y Guyana mantienen por más de un siglo por el territorio Esequibo salió a relucir. Ya las mismas estaban atizadas luego de la firma de los dos acuerdos parciales que se firmaron en México a principios de septiembre donde acordaron las facciones políticas del país una postura conjunta en la lucha por esa extensión de tierra en disputa; hecho que fue rechazado por Georgetown porque alega que “sacrificar” a un tercer país en el diferendo no es lo correcto.

En ese tenor, el presidente de Guyana, Mohamed Irfaan Ali, manifestó en su discurso el 23 de septiembre en la Plenaria de la ONU las denuncias por las supuestas “amenazas territoriales constantes” de Venezuela al criticar nuevamente el preacuerdo firmado en México.

“Hace poco se emitió un acuerdo en México (en el marco de las negociaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición) en virtud del cual las facciones internas de Venezuela renovaron una verificación sin fundamento (…) Guyana no se usará como altar de sacrificio para dirimir las diferencias políticas internas de Venezuela”, expresó.

Alí, como ya lo ha expresado en otras oportunidades, volvió a exhortar a nuestra nación a acudir a la Corte Internacional de Justicia para solucionar el diferendo por el Esequibo.

La instancia de la Corte Internacional de Justicia maneja el caso del diferendo entre Colombia y Venezuela luego que la ONU considerara agotada la figura del “buen oficiante”, que estaba encarnada en la figura de Dag Nylander, el mismo que está representando a Noruega en las negociaciones en México. Georgetown se apoya en su reclamo en el Laudo Arbitral de París de 1899 mientras que Caracas, luego de presentar argumentos que respaldan su reclamo, se ampara en el Acuerdo de Ginebra de 1966 y buscan una vía diplomática para definir quién se queda con el Esequibo.

El discurso de Mohamed Irfáan Alí no pasó desapercibido para las autoridades venezolanas. El ministro de Relaciones Exteriores, Félix Plasencia, publicó en sus redes sociales un comunicado donde desde nuestro país se deplora “vez más las tergiversaciones y mala fe demostradas en el discurso del presidente de Guyana” durante su discurso.

En la carta se hace referencia a que la “línea argumentativa de Guyana” desde 2015 es “directamente proporcional a la seducción e injerencia de la Exxon Mobil y otras transnacionales” que les han llevado a apartarse del Acuerdo de Ginebra y que estarían pagando a los abogados del caso que están en la Corte Internacional de Justicia.

La disputa por el territorio Esequibo se tornó activa una vez que la trasnacional Exxon Mobil hallara en una exploración un importante yacimiento de petróleo en el mar territorial adscrito al territorio en disputa. Desde entonces se han encontrado más fuentes petrolíferas a la que ambas naciones le han puesto el ojo para explotarlas.

Se insiste en la misiva que el diferendo por el Esequibo debe resolverse “de manera pacífica, amistosa y mutuamente aceptable para ambas partes, tal y como lo establece el Acuerdo de Ginebra en su preámbulo”, al tiempo que invita a Guyana a dejar la Corte Internacional de Justicia para juntos encontrar una salida que satisfaga a ambos. (Con información de Infobae)

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img