lunes, 17 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Gobierno rechaza comunicado de Caricom sobre controversia por el Esequibo

En un comunicado de la Cancillería, el Ejecutivo señaló que el documento de la Caricom “pretende aupar la matriz maliciosa y tergiversada de presentar a Venezuela como una nación agresora”.

El gobierno de Nicolás Maduro rechazó el comunicado que emitió la Comunidad del Caribe (Caricom) sobre la conclusión de la 27ª Reunión del Consejo de Relaciones Exteriores y Comunitarias (Cofcor) en el que se hace referencia a la controversia territorial entre Guyana y Venezuela.

En un comunicado de la Cancillería, el Ejecutivo señaló que el documento de la Caricom “pretende aupar la matriz maliciosa y tergiversada de presentar a Venezuela como una nación agresora”.

La administración de Maduro lamentó la posición “parcializada” de la Caricom y recordó al organismo las continuas acciones belicistas propiciadas por Guyana, “al forjar alianzas con entes militares y de inteligencia como el Comando Sur y la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos de América”.

Para Venezuela, lo antes descrito no solo apunta a la preparación de una agresión, sino que constituyen una flagrante violación a los acuerdos establecidos en la Declaración Conjunta de Argyle para el Diálogo y la Paz entre Guyana y Venezuela, suscrita en San Vicente y las Granadinas el 14 de diciembre de 2023, “en la que se acordó entre otras cosas, que ambos países no se amenazarían o usarían la fuerza el uno contra el otro”.

El comunicado venezolano señala que “el historial de visitas a Guyana de altos funcionarios estadounidenses especializados en áreas tanto militar, como de seguridad e inteligencia, es una tendencia que se ha profundizado en los últimos meses”.

El Gobierno venezolano denunció que en muchas de las visitas, los funcionarios estadounidenses han hecho declaraciones “injerencistas y se han formulado amenazas contra” el país.

“Guyana al ceder su soberanía a la potencia norteamericana y a la voraz apetencia de la Exxon Mobil, lamentablemente promueve la inestabilidad regional, además de amenazar la zona de paz que representa América Latina y el Caribe tal como lo estableció la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (Celac)”, se lee en el documento.

Venezuela reiteró que “Guyana de manera unilateral (…) ha otorgado y continúa otorgando licencias de explotación petrolera en espacios marítimos pendientes de delimitación con Venezuela, lo que se ha constituido en la mayor amenaza a la seguridad y paz regionales”.

El Estado venezolano instó a Guyana a no desviarse “por los derroteros de la confrontación” y cumplir con la única vía posible para la solución práctica y satisfactoria de la controversia sobre la Guayana Esequiba: lo establecido en el Acuerdo de Ginebra de 1966.