viernes, 19 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Gobierno de Maduro cede un millón de hectáreas de tierra de cultivo a Irán

Las relaciones bilaterales entre estos dos productores de petróleo ya eran estrechas durante el gobierno de Hugo Chávez y se han reforzado aún más en el gobierno de Maduro para superar las sanciones occidentales contra los dos países.

El gobierno de Nicolás Maduro cederá a Irán un millón de hectáreas de tierras de cultivo. Así lo confirmó el viceministro iraní para asuntos económicos, Mohsen Kousheshtabar.

Ya el director de la Asociación de Cultivos Transterritoriales de Irán, Ali Rezvanizade, aseguró a mediados de este mes que Venezuela podía brindar una mejor oportunidad que Brasil y Rusia para los proyectos agrícolas de su país, incluido el cultivo de soja y maíz.

En junio, el mandatario Nicolás Maduro visitó Irán, país en el que sostuvo conversaciones con su homólogo, Ebrahim Raisi. Ambas naciones firmaron un acuerdo de cooperación estratégica de 20 años “en todas las áreas”.

“Tenemos grandes frentes de cooperación entre Irán y Venezuela. A nivel energético, del petróleo, del gas, las refinerías, la petroquímica, a nivel financiero, a nivel de defensa”, dijo Maduro en una rueda de prensa junto al funcionario.

En ese momento la autoridad iraní aseveró que las relaciones entre ambas naciones son “estratégicas” y buscan hacer frente a las acciones de Estados Unidos para “desestabilizar” ambos territorios. A su juicio, “la firma del documento de cooperación de 20 años es una muestra de la voluntad de las altas autoridades de ambos países para ampliar los lazos en diferentes áreas”.

En aquel momento, los políticos no entraron en los detalles del acuerdo, pero Maduro subrayó la cooperación para “consolidar la soberanía y la seguridad alimentaria de nuestros países”.

Al igual que Rusia, China, Cuba y Turquía, Irán es uno de los principales aliados del gobierno de Maduro. En 2020, la nación recibió dos cargamentos de combustible y derivados de Irán para paliar la escasez.

Las relaciones bilaterales entre estos dos productores de petróleo ya eran estrechas durante el gobierno de Hugo Chávez y se han reforzado aún más en el gobierno de Maduro para superar las sanciones occidentales contra los dos países.