miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Foro Penal: Apelación del Estado venezolano no suspende investigación en la CPI

El Foro Penal Venezolano informó que hasta este 14 de agosto se registran 288 presos políticos, 20 de ellos mujeres.

El director vicepresidente del Foro Penal Venezolano, Gonzalo Himiob, aseguró que la apelación del Estado venezolano no suspende la actual investigación sobre crímenes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional (CPI).

“Esto no quiere decir que la investigación se haya suspendido. De hecho, en el momento en que la Sala de Apelaciones recibe la solicitud del Estado Venezolano, una de las cosas que deja absolutamente claro es que esta manifestación de que va a procesar la apelación no suspende la investigación”, señaló Himiob.

En una rueda de prensa, el abogado señaló que las recientes situaciones en el país, “no solo de los presos políticos, está bajo la lupa del tribunal penal internacional. Las inhabilitaciones, persecuciones, amenazas contra la integridad física de personas que se están postulando, por ejemplo, en representación de un grupo político para unas eventuales elecciones presidenciales, todo esto que está pasando está bajo la lupa de la Fiscalía”.

Aclaró que esta decisión no suspende las cualidades de investigación de la Fiscalía de la CPI. El pasado 20 de julio, la Sala de Apelaciones del alto tribunal negó la solicitud del Estado venezolano de suspender las cualidades del fiscal Karim Kham, mientras continúa el proceso para conocer si en el país se cometieron crímenes de lesa humanidad.

En la apelación, además de la Fiscalía de la CPI y las autoridades venezolanas, también podrá emitir sus opiniones la Defensoría Pública de las Víctimas con observaciones escritas. La Sala de Apelaciones también deberá resolver la solicitud del panel de expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA) para participar en este proceso.

Presos políticos

El Foro Penal Venezolano informó que hasta este 14 de agosto se registran 288 presos políticos, 20 de ellos mujeres. Del total de detenidos, 155 son militares y el resto son civiles apresados por razones políticas.

Desde 2014 hasta la fecha, 15.791 personas han estado presas por razones políticas. Además, la ONG ha contabilizado 11 muertos bajo custodia del Estado.

Respecto a los actuales apresados, 113 llevan más de tres años en prisión preventiva, sin condena, y en algunos casos ni siquiera se ha iniciado el proceso judicial. Alfredo Romero, director presidente del Foro Penal, señaló que han solicitado su libertad formalmente ante los tribunales y lo han negado.

“Mantener a una persona privada de libertad arbitrariamente por más de tres años, sin juicio y con motivación política no es una simple violación a los derechos humanos, es crimen de lesa humanidad porque es sistemático”, aseveró.

Por su parte, José Rafael Tarazona, hermano del director de Fundaredes, Javier Tarazona, señaló, “¿qué ser humano puede estar bien si toma a diario 19 pastillas? Hay patologías que vienen antes de la detención arbitraria de Javier y otras que se han sumado a situaciones comprometidas de salud que ha vivido Javier en el Helicoide. Hay patologías que no sabemos qué tan agudas están porque no ha recibido atención médica específica”.

Indicó que esta es una situación parecida a la de otros presos políticos, “cuyos familiares no han podido ser atendidos a tiempo (…) Yo le pido al Estado venezolano que ya bajen la guardia, son seres humanos que están ahí detrás de una reja sufriendo y no solamente ellos, también sus familiares”.

Mientras que Lili Barboza, esposa del general Héctor Hernández da Costa, recordó que su esposo cumplió cinco años presos a pesar de tener una decisión del Grupo de Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas solicitando su liberación inmediata. “Tiene una situación delicada de salud porque él sufre una cardiopatía congénita y además sufre un cuadro delicado de diabetes y otras patologías que ha sufrido en esos cinco años de prisión”.

Solicitó la liberación no solo de su esposo sino de todos los presos políticos, en especial de los militares “que son los grandes olvidados en la liberación o en procesos humanitarios”.