domingo, 3 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Extesorero Alejandro Andrade será testigo en juicio contra enfermera y escolta de Chávez

El juicio en Estados Unidos por lavado de dinero se iniciará el 21 de noviembre. Se prevé que dure aproximadamente dos semanas y tendrá como “testigo estrella” al también extesorero, según documentos judiciales.

El juicio en Estados Unidos por lavado de dinero contra la extesorera nacional de Venezuela, Claudia Patricia Díaz Guillén y su esposo, Adrián José Velásquez Figueroa, que fue jefe de seguridad de Hugo Chávez, se iniciará el 21 de noviembre. Se prevé que el mismo dure aproximadamente dos semanas y tendrá como “testigo estrella” al también extesorero Alejandro Andrade, según documentos judiciales.

Díaz y Velásquez están acusados de aceptar al menos 65 millones de dólares en sobornos de Raúl Gorrín, un rico empresario caraqueño cercano al gobernante oficialista Nicolás Maduro que, según los fiscales, usó sus conexiones políticas para obtener acceso al enormemente lucrativo régimen cambiario oficial.

En los últimos meses los abogados de la enfermera de Chávez, acusada de tres delitos relacionados con lavado de dinero, trataron sin éxito de que el juez aceptase el argumento de que el Gobierno estadounidense carece de “jurisdicción extraterritorial” para juzgarla.

Andrade fue liberado tras la reducción del 65% de su condena original de 10 años de prisión en Estados Unidos. El exfuncionario se había declarado culpable y fue condenado en octubre de 2018 por haber participado en una asociación ilícita para lavar más de mil millones de dólares de sobornos.

Otros de los testigos convocados al juicio es Alejandro Zingg, empresario venezolano vinculado con Andrade. De acuerdo a medios internacionales, a Zingg se le ha asociado con dos compañías, según registros públicos, formadas en el  período de un año y con las cuales mantuvo vinculación con varios de los involucrados en las operaciones ilícitas, entre ellos, el que fuera escolta de Chávez.

Tanto Díaz como su esposo tienen doble nacionalidad venezolano-española. Los dos quedaron detenidos en España en 2021 después de que Estados Unidos los reclamase por delitos relacionados con blanqueo de capitales.

La pareja, junto con Alejandro Andrade y Raúl Gorrín, se encuentran entre las docenas de exfuncionarios del Gobierno venezolano, empresarios y asociados que son acusados de lavado de dinero en Miami; esto como resultado de una serie de investigaciones de corrupción en el extranjero.