lunes, 17 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Exejecutivos de Citgo encarcelados en Venezuela demandan a la empresa en EE UU

Los hermanos Zambrano fueron liberados en 2022 como parte de un intercambio de prisioneros por dos sobrinos de la esposa de Maduro.

Dos ejecutivos petroleros de Citgo detenidos durante casi cinco años en Venezuela demandaron a su exempleador por más de 400 millones de dólares, alegando que conspiró para atraerlos al país sudamericano con un pretexto falso y luego los abandonó mientras soportaban horrendas condiciones de prisión por crímenes que no cometieron, según informó la agencia AP.

Los hermanos Alirio y José Luis Zambrano estuvieron entre los seis ejecutivos de Citgo que viajaron a Venezuela justo antes del Día de Acción de Gracias en 2017, para asistir a una reunión en la sede de la empresa matriz de la compañía, el petrolero venezolano Pdvsa. Una vez allí, agentes de seguridad enmascarados los sacaron de una sala de conferencias de Caracas.

Para ese momento, la refinería Citgo era presidida por José Ángel Pereira Ruimwyk, funcionario de la administración de Nicolás Maduro, que luego fue sustituido por Asdrúbal Chávez el 22 de noviembre de 2017.

Posteriormente, un juez venezolano condenó a los llamados seis de Citgo a entre ocho y 13 años de prisión tras un juicio denunciado por el Departamento de Estado de EE UU por estar plagado de retrasos e irregularidades. Los cargos: participación en un acuerdo de financiación de deuda nunca ejecutado que habría corrido el riesgo de que los acreedores de Wall Street confiscaran la empresa con sede en Houston.

La agencia de noticias indicó que la demanda presentada este 30 de mayo en un tribunal de distrito estatal en Houston, se produce mientras un tribunal federal en Delaware supervisa la subasta de Citgo para satisfacer casi 21 mil millones de dólares en reclamos de acreedores.

La denuncia de los Zambrano alega que los altos ejecutivos petroleros de Citgo ordenaron a los empleados viajar a Venezuela para lo que les dijeron que era una reunión obligatoria, sabiendo que había una gran posibilidad de que pudieran ser arrestados. Los jefes de Citgo y Pdvsa, todos ellos pesos pesados ​​políticos en el gobierno de Maduro, también supuestamente proporcionaron documentos financieros confidenciales a funcionarios de inteligencia militar que facilitaron el arresto de los hombres.

“Citgo, consciente y sustancialmente, ayudó y participó en su arresto ilegal”, alega la demanda. “Citgo supo que los Zambrano eran inocentes desde el ‘minuto uno’ de estos cargos falsos, tal como Citgo lo supo en los 2.556.000 minutos que siguieron”.

Tras el arresto, Citgo abandonó a las familias, ignorando sus súplicas de apoyo financiero para montar su defensa, alega la demanda.  La situación apenas mejoró cuando una junta de Citgo designada por la oposición respaldada por Estados Unidos tomó el control de la compañía como parte de los esfuerzos de la administración Trump para derrocar a Maduro y reconoció al entonces presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el líder legítimo de Venezuela. Después de numerosos intentos de acercamiento por parte de sus familias, los afectados, asumiendo un riesgo personal considerable, escribieron una carta escrita a mano desde la prisión pidiendo a los líderes de Citgo que publicaran documentos que pudieran probar su inocencia.

“Este sincero llamamiento de desesperación fue sorprendentemente ignorado”, alega la denuncia de 41 páginas.

El año pasado, el excolega y compañero de celda de los Zambrano, Tomeu Vadell, presentó una demanda similar contra Citgo.

Representantes de Citgo no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios. Pero los abogados de la compañía han presionado para que se impongan sanciones financieras a Vadell y su familia por presentar lo que han llamado afirmaciones “completamente infundadas” de que Citgo infligió intencionalmente angustia emocional a los hombres.

“La inacción de Citgo sabiendo que estos hombres eran inocentes y acusados ​​falsamente lo dice todo”, dijo Randy Sorrels, abogado de la familia Zambrano.

Los Zambrano, ciudadanos estadounidenses y nacidos en Venezuela, fueron liberados en 2022 como parte de un intercambio de prisioneros por dos sobrinos de la esposa de Maduro que habían sido encarcelados en Estados Unidos por cargos de narcóticos.