miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

EE UU renueva licencia a Conviasa para repatriar a migrantes venezolanos

En el documento de la OFAC también se estipula la autorización para las transacciones relacionadas con el mantenimiento y reparación de las aeronaves.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, extendió desde este 29 de febrero la licencia que autoriza a la aerolínea venezolana Conviasa a realizar vuelos de repatriación de migrantes venezolanos.

La licencia 45A del 17 de noviembre ahora es sustituida por la licencia 45B. En el documento no se estipula cuándo vencería esta nueva autorización. Sin embargo, Venezuela suspendió el acuerdo de deportación con EE UU que había comenzado el pasado 22 de octubre.

El documento explica: “Salvo lo dispuesto en el párrafo (b) de esta licencia general, todas las transacciones ordinariamente incidentales y necesarias para la repatriación de nacionales venezolanos desde jurisdicciones no estadounidenses en el hemisferio occidental a Venezuela, y que sean exclusivamente para los fines de dicha repatriación, en las que participe Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos, S.A. (Conviasa), o cualquier entidad en la que Conviasa posea, directa o indirectamente, una participación del 50 por ciento o superior, que estén prohibidas por la Orden Ejecutiva 13850, modificada por la O.E. 13857, o la O.E. 13884, incorporadas cada una de ellas al Reglamento de Sanciones contra Venezuela, 31 CFR parte 591 (el VSR), están autorizadas”.

En el documento de la OFAC también se estipula la autorización para las transacciones relacionadas con el mantenimiento y reparación de las aeronaves de Conviasa que se utilizan para la repatriación de migrantes.

Sin embargo no autoriza transacciones prohibidas por el Régimen de Sanciones a Venezuela (VSR en inglés) que involucre cualquier persona que esté sancionada.

Repatriaciones suspendidas

Estados Unidos flexibilizó en octubre pasado algunas sanciones económicas en respuesta al Acuerdo de Barbados entre el gobierno de Maduro y la oposición que fijó las presidenciales para el segundo semestre del año, aún sin fecha. En octubre el gobierno del presidente Joe Biden llegó a un acuerdo con Maduro para la “repatriación directa” de venezolanos a su país.

Pero en enero, la OFAC revocó una licencia a Minerven, la minera estatal de extracción de oro de Venezuela, y amenazó con hacer lo propio en abril con otra que afecta a la industria petrolera si no se permite la participación de todos los candidatos de la oposición en los comicios.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez lo consideró un “grosero e indebido chantaje” y advirtió que “a partir del 13 de febrero quedarían revocados de manera inmediata los vuelos de repatriación de migrantes venezolanos”.

Una amenaza de peso para Biden, que aspira a su reelección en las presidenciales de noviembre y se enfrenta a una crisis migratoria en la frontera con México, uno de los temas clave de la campaña electoral.