jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Departamento de Justicia de EE. UU. acusa a exenfermera de Chávez por lavado de dinero

Claudia Díaz, la exenfermera de Chávez, actualmente reside en España con su esposo, Adrián Díaz. También el Estado venezolano los solicita.

TalCual

El Departamento de Justicia de EE. UU. informó el miércoles 16 de diciembre que Claudia Díaz, la extesorera de Venezuela y la otrora enfermera del expresidente Hugo Chávez, y su esposo, Adrián José Velásquez Figueroa, fueron acusados por el presunto delito de “soborno y lavado de dinero”.

Díaz y su marido Adrián José Velásquez -quien fue miembro de la guardia personal de Chávez- fueron imputados en una acusación presentada en el Distrito Sur de Florida por los cargos de “trama de lavado de dinero y cambio de moneda” por valor de “miles de millones de dólares”.

Este caso deriva de las acusaciones contra Raúl Gorrín, el empresario venezolano dueño de Globovisión, quien fue imputado en 2018 en EE. UU. por pago de sobornos y lavado de dinero. Tanto Díaz como Gorrín están sancionados por el Departamento del Tesoro.

La acusación alega que el dueño de la planta televisiva pagó millones de dólares en sobornos a dos extesoreros nacionales venezolanos, Alejandro Andrade Cedeño y Díaz, y a Velásquez, en beneficio de Díaz, “para asegurar corruptamente los derechos de realizar transacciones de cambio de moneda extranjera para el Gobierno venezolano a tasas favorables”.

Gorrín, señala la acusación, “transfirió dinero electrónicamente para beneficio de Andrade y Díaz, incluido dinero para jets privados, yates, casas, caballos campeones, relojes de alta gama y una línea de moda”.

A diferencia del empresario venezolano, cuyo paradero se desconoce, Claudia Díaz y su esposo residen en España y están solicitados también por Venezuela por blanqueo de capitales.

Andrade, presidente de la Oficina Nacional del Tesoro (ONT) de Venezuela entre 2007 y 2010, fue sentenciado en Florida a diez años de cárcel por lavado de dinero en noviembre de 2018 por su “participación en la conspiración para cometer lavado de dinero”.

Como parte del acuerdo de declaración de culpabilidad, el “Tuerto” Andrade admitió que recibió más de 1.000 millones de dólares en sobornos de Gorrín y otros implicados “a cambio de usar su posición como tesorero nacional venezolano para seleccionarlos para realizar transacciones de cambio de moneda a tasas favorables para el país”.

Ante una corte federal de Miami ubicada en el estado de la Florida en Estados Unidos, fue acusada a finales de octubre de 2020 por lavado de dinero Claudia Díaz, y su esposo, Adrián Velásquez, de tomar al menos 4.2 millones de dólares en apoyo del esquema de soborno, según los cargos presentados.

La pareja, según la investigación de los Panamá Papers, se volvió diestra en el manejo de las empresas fachadas y como muestra de ello es que crearon la compañía Bleckner Associates Limited, en la República de Seychelles, con un capital de 50.000 dólares, una suma bastante ambiciosa para una dupla que aparentemente vivía de sus salarios militares. Esta operación se hizo bajo la mediación del bufete panameño Mossack Fonseca. La investigación de Panamá Papers se sustentó en millones de documentos obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.