sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Defensor del Pueblo no se refirió a informes de Bachelet en su mensaje anual

Alfredo Ruiz entregó su memoria y cuenta el mismo día que Michelle Bachelet presentó la actualización oral de su informe sobre Venezuela y manifestó preocupación por las recurrentes denuncias sobre ejecuciones extrajudiciales en el país.

El defensor del Pueblo designado por la extinta asamblea constituyente, Alfredo Ruiz, aseveró que la institución ha sido garante de los derechos fundamentales de los venezolanos, no solo en acciones judiciales, sino también en la promoción de actividades académicas para orientar a más de 120 mil personas que se acercaron a las 59 sedes de la Defensoría en el país.

Pese a los serios cuestionamientos en materia de derechos humanos que el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Misión de Determinación de Hechos de la ONU y otros organismos multilaterales han hecho al régimen de Maduro, el defensor del Pueblo aseguró que desde la Defensoría se ejecutaron 59 acciones judiciales en el rango de actuaciones en defensa de los derechos humanos durante el 2020.

“97.000 (personas) pidieron entrar a un proceso de formación a través de foros, talleres y diplomados para formarse en materia de derechos humanos”, dijo el 11 de marzo durante la presentación de la memoria y cuenta de su gestión en 2020 ante la Asamblea Nacional, electa en los cuestionados comicios del 6 de diciembre.

Además de las acciones judiciales relacionadas con la defensa de DD HH, dijo que se desarrollaron 1.656 mediaciones, 188 mesas técnicas de trabajo y 24.657 enlaces telefónicos con otras instituciones.

Mencionó las actuaciones de vigilancia reflejadas en 8.196 inspecciones a centros de salud, unidades de hemodiálisis, centros de detención preventiva y régimen penitenciario, geriátricos, centros de llenado de gas y estaciones de combustible, puntos de atención social y otros.

Defensor del Pueblo olvidó detalles

Alfredo Ruiz entregó su memoria y cuenta el mismo día que la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presentó la actualización oral de su informe sobre la situación de Venezuela, donde manifestó su preocupación por la recurrentes denuncias sobre ejecuciones extrajudiciales en el país. Sobre esto el defensor del Pueblo no emitió ni una palabra.

El funcionario del régimen de Maduro tampoco se refirió a la masacre de La Vega, ocurrida el 8 de enero, en la que se contabilizaron más de una decena de personas asesinadas en medio de un supuesto enfrentamiento entre funcionarios de seguridad y presuntos integrantes de bandas delictivas. El hecho también fue expuesto por Bachelet.

Ruiz también se olvidó de la petición que hizo la funcionaria de la ONU al gobierno de Maduro, de detener su política de persecución y hostigamiento a organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y líderes de la disidencia política.

Lejos dar cuentas sobre cómo, desde el organismo que representa, ha actuado para seguir las recomendaciones de la ONU para salvaguardar los derechos fundamentales de la ciudadanía, en su discurso presumió por la supuesta actuación del gobierno de Maduro, para defender al país de las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a funcionarios por socavar la democracia.

Aseguró que en 2020 la Defensoría del Pueblo “realizó más de 7.000 orientaciones, abrió 4.000 expedientes, ejecutó más de 153.000 acciones defensoriales e inspeccionó 8.000 comunidades”.

“Podemos mostrar con transparencia de cara al país unos resultados, con la decidida abnegación de los servidores públicos de esta casa, quienes han sabido sortear los múltiples inconvenientes presentados para acompañar a nuestro pueblo en la defensa de los derechos humanos”, expresó.