viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Contratista de los CLAP, industrial y diplomático: Alex Saab admite ser un “todero” del gobierno

El Departamento de Justicia de Estados Unidos detalló que la acusación contra Saab es por blanqueo de capitales por un valor estimado de 350 millones de dólares.

Alex Saab concedió su primera entrevista tras su aprehensión, en la que reconoció estar ligado al negocio de los alimentos CLAP a partir de 2015, diciendo que la administración de Nicolás Maduro fue la que le concedió el primer contrato que le permitió convertirse en “proveedores del programa de alimentos de bienestar social”.

Saab, en entrevista exclusiva del portal RT, aseveró que, aunque no es el principal proveedor de alimentos, es uno de los más grandes al ratificar que con sus empresas genera unos 100 mil puestos de trabajo en Venezuela y dijo que siempre ha cumplido con los plazos y el presupuesto determinado para alcanzar los objetivos.

Expresó sentirse honrado por sus orígenes colombianos y libanés-palestino, y a pesar de haber tenido un florecimiento en sus empresas textiles y de construcción en Colombia, “fue en Venezuela donde, con la ayuda de Dios, pude establecer mis más grandes iniciativas empresariales y hacerlas prosperar con una magnitud en la que marcó la diferencia”.

Aseveró estar agradecido con el gobierno de Hugo Chávez y el Ejecutivo presidido por Maduro por la “oportunidad” que recibió desde el año 2000 que le permitió demostrar que puede entregar “proyectos importantes”, en los lapsos previstos y dentro de los presupuestos.

“La experiencia que mis socios y yo adquirimos mientras gestionábamos y organizábamos la logística que suponía un importante contrato de viviendas sociales (que comenzó en 2011) fue reconocida por el gobierno de Maduro, que nos concedió nuestro primer contrato para convertirnos en proveedores del programa de alimentos de bienestar social en 2015. Una vez más cumplimos con los plazos y el presupuesto. Me basé en ese éxito inicial y hoy, al contrario de las acusaciones infundadas de algunos medios de comunicación, aunque no soy el único proveedor del programa, soy uno de los más grandes. Genero actualmente unos 100 mil empleos en Venezuela en diferentes sectores”, dijo.

Alex Saab destacó que su relación con la administración de Maduro “no es diferente a la de otras personas que han sido llamadas a ayudar a Venezuela en un momento de necesidad nacional” producto de las sanciones de Estados Unidos, e insiste en que las acciones que se registraron en su contra son parte de problemas políticos y que él no es el principal objetivo para Washington.

“Por supuesto, no soy el verdadero objetivo. El objetivo de la extralimitación judicial por motivos políticos de EE UU, y de algunos de sus compinches regionales, es debilitar al presidente Maduro y a su gobierno, intentando utilizarme para extraer información para usar en su contra”, afirmó.

Reiteró que en el proceso judicial que se le sigue hay una serie de irregularidades, al igual que volvió a denunciar haber sido víctima de “tortura física y psicológica” y que además, no respetaron sus derechos como “diplomático”.

Empleados de la empresa Salva Foods, responsable de la importación y ensamblaje de las cajas CLAP que opera en La Guaira, denunciaron el 3 de febrero que han recibido órdenes, y hasta amenazas de la directiva de la compañía para que, de manera obligatoria, participen de actividades de protesta en favor del empresario colombiano, quien estaría relacionado con la empresa.

Uno de los empleados de Salva Foods expresó de manera anónima que fueron convocados a una reunión el 31 de enero en la sede de la empresa en La Guaira “y nos llevaron engañados a una concentración a favor de un tal Alex Saab que nosotros ni conocemos”.

Acusado por el Gobierno de los Estados Unidos de actos de corrupción en complicidad con el régimen de Nicolás Maduro, Saab fue trasladado el 25 de enero a una residencia para cumplir con su sentencia de arresto domiciliario, hasta que se dé “luz verde” para su extradición.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos detalló que la acusación contra Saab es por blanqueo de capitales por un valor estimado de 350 millones de dólares. La imputación contra el empresario se efectuó el 25 de julio de 2019 e incluye ocho delitos, siete relacionados con el lavado de dinero y otro por conspiración para delinquir.

La mayoría de las compañías señaladas de hacer negocios ilícitos con Saab, guardan relación con la importación de alimentos de escasa calidad destinados a los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP), un programa creado por Maduro para entregar comida a familias venezolanas.