martes, 28 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Concejal Jhorvys Álvarez presenta propuestas ante inconformidades por el cobro de aseo urbano

El edil por Voluntad Popular considera que el principal problema con la contratación de una empresa privada para el aseo urbano fue darle al alcalde la potestad de fijar las tarifas vía decreto.

Para el concejal del municipio Caroní, Jhorvys Álvarez, el problema de la recolección de basura en Ciudad Guayana viene desde que el alcalde Tito Oviedo no asumió su responsabilidad ni logró prestar un servicio eficiente, lo que llevó a solicitar al Concejo Municipal un proceso de licitación para establecer una comisión mixta en la que la empresa privada Fospuca resultó la beneficiada.

“No sabemos cómo fue el proceso para que las empresas presentaran sus recaudos, pareciera que desde el principio estaba sujeto a beneficiar a Fospuca. Además se comenzó de atrás para adelante, porque vimos que se hizo una reforma a la Ordenanza de Residuos y Desechos Sólidos, donde anteriormente tenía fijada las tarifas en petros, y para los comercios iba sujeto a ingresos brutos. Si bien vemos que hay un avance en cuanto al tema del plan de preservar el ambiente y la educación ambiental, se cometió una falta grave como lo es que en el artículo 78 se entrega al alcalde la facultad de fijar estas tarifas vía decreto. Es aquí donde comienza el problema”, expuso.

Álvarez agregó que a esto se suma que por aseo domiciliario cobran hasta cinco dólares o más, mientras que hay ciudadanos que ganan sueldo mínimo o un salario con el que apenas logran comprar algunos productos de la canasta alimentaria. En el caso de los comerciantes, la denuncia también se centra en el cobro por metros cuadrados del local, independientemente de la cantidad de basura que generen.

En ese sentido el edil propone:

– La derogación del decreto N° 008/2022, publicado en Gaceta Municipal, donde están establecidas las tarifas de aseo urbano.

– Se reforme la ordenanza para la gestión y manejo integral de la recolección y tratamiento de residuos y desechos sólidos, suprimiendo el artículo 78, y devolviendo así la potestad al Consejo Municipal de Caroní para establecer las tarifas por la prestación del servicio de aseo urbano.

– Se instale una comisión amplia, integrada por todos los sectores de la ciudad, la Alcaldía de Caroní, el Concejo Municipal y la empresa privada prestadora del servicio, para iniciar un proceso de consulta con el fin de acordar las fórmulas para el cálculo de las tarifas por la prestación del servicio público de Gestión Integral de Residuos y Desechos Sólidos, que estén acordes con la producción de desechos de cada sector, basados en volumen y peso, así como a la realidad económica de la ciudad.

– Se publiquen en todos los medios de comunicación disponibles las nuevas tarifas y tasas establecidas en la nueva ordenanza, una vez aprobada.

– Se inicie un proceso de revisión de los procedimientos realizados en contra de las empresas sancionadas de la ciudad, las cuales se abstuvieron de realizar el pago de dicho servicio.

– Cese de la persecución y hostigamiento a las empresas privadas guayanesas.

– Se detenga el cobro del relleno sanitario hasta que no se establezca un ordenamiento jurídico que regule las tarifas y el cobro de este servicio.