miércoles, 29 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Colombia y Venezuela anuncian acuerdos para buscar desaparecidos en zona fronteriza

Organizaciones de víctimas calculan que los paramilitares del Frente Fronteras incineraron en los hornos a unas 500 personas para desaparecerlas y borrar toda evidencia de sus crímenes bajo el mando de Jorge Iván Laverde, alias 'el Iguano'.

Los gobiernos de Colombia y Venezuela acordaron proporcionar “unos prontos y eficaces mecanismos institucionales” para localizar los restos mortales de víctimas del conflicto armado colombiano en la zona de frontera.

Así lo informó este domingo la Cancillería colombiana, que detalló en un comunicado que esto ocurre luego de que el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso revelara el jueves que las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) arrojaron los cuerpos de unas 200 de sus víctimas en el lado venezolano de la frontera tras la destrucción del “horno crematorio” en el que desaparecieron a centenares de personas.

“Acordamos proporcionar unos prontos y eficaces mecanismos institucionales que permitan localizar los restos mortales de nacionales colombianos dados por desaparecidos en zona de frontera, sepultados en territorio venezolano según manifestaciones del señor Salvatore Mancuso”, agregó la institución colombiana. 

Desaparecidos en la frontera 

Mancuso, que está preso en Estados Unidos por narcotráfico, hizo la revelación durante su intervención virtual en una audiencia ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en la que el excomandante de las AUC contó que decidieron “destruir el horno” en el que el Frente Fronteras, unidad del Bloque Catatumbo de las AUC, incineraba a sus víctimas.

“Entonces empezó una práctica diferente que fue a todas las víctimas arrojarlas en territorio venezolano. Unas al lado del río (Táchira) para que el río las llevara y las dejara del lado de Venezuela, y otras en las que algunos miembros de las Autodefensas ingresaron a Venezuela para dejarlas en fosas”, expresó Mancuso.

El exjefe paramilitar agregó que en el lado venezolano de la frontera hay enterradas “por lo menos unas 200 o más de 200 personas que las Autodefensas del Bloque Catatumbo” asesinó.

El martes pasado, el Gobierno colombiano realizó un acto en memoria y reconocimiento de las víctimas de desaparición forzada en el que participó de manera virtual exjefe paramilitar, quien habló sobre lo que hacían en los hornos crematorios.

Organizaciones de víctimas calculan que los paramilitares del Frente Fronteras incineraron en los hornos a unas 500 personas para desaparecerlas y borrar toda evidencia de sus crímenes bajo el mando de Jorge Iván Laverde, alias el Iguano. 

Las FARC, el ELN y el Tren de Aragua en Táchira 

Estructuras de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidencias de las FARC, así como narcotraficantes del Clan del Golfo operan en la frontera entre Colombia y Venezuela, según denunció el gobernador del estado Táchira, Freddy Bernal.

Ambos países comparten una porosa frontera de más de 2.200 km, donde “operan 12 estructuras del Ejército de Liberación Nacional (ELN), tres de las disidencias de las FARC, una del Ejército Popular de Liberación (EPL), tres del Clan del Golfo”, declaró a periodistas Bernal,  durante una operación de seguridad en la zona.

El gobernador de Táchira indicó que también actúan “45 grupos paramilitares instalados en el Norte de Santander (fronterizo con Táchira) y que intentan tomar la frontera”, además de “26 grupos delictivos del Tren de Aragua”, una banda delictiva venezolana que extendió sus tentáculos a Colombia y otros países de América Latina.

Unos 1.300 efectivos, entre militares y policías, fueron desplegados en el pueblo de Ureña, fronterizo con la ciudad colombiana de Cúcuta, donde se registra una “disputa por el control de territorio” entre estos grupos, añadió el funcionario, quien acompañó la operación junto a jefes del Ejército y de la policía.

Los efectivos tomaron pasos ilegales llamados “trochas”, donde transitan miles de personas de ambos países, y estas bandas criminales cruzan millones de dólares en contrabando.

En la operación fueron abatidos tres hombres. Esta se llevó a cabo pocos días después de una reunión entre los ministros de Defensa de ambos países en el que reafirmaron su compromiso de combatir grupos irregulares en la frontera común.