miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Activistas por el revocatorio presidencial se concentrarán en las sedes del CNE el 17 de enero

El objetivo de la actividad es que las personas puedan adherirse a la solicitud de activación del referendo revocatorio presidencial.

El próximo lunes 17 de enero se realizarán concentraciones de ciudadanos en todas las sedes regionales del Consejo Nacional Electoral en apoyo a la activación del referendo revocatorio presidencial.

Así lo informó el presidente del Movimiento Democracia e Inclusión y activista del Movimiento Venezolano por el Revocatorio (Mover), Nicmer Evans, este lunes en un vídeo difundido en redes sociales.

Evans aclaró que la convocatoria inicial para esta actividad estaba prevista para este miércoles 12 de enero pero en vista de que el Poder Electoral entró en receso luego de las elecciones de Barinas realizadas el domingo, la movilización tuvo que ser reprogramada.

El objetivo de la actividad es que las personas puedan adherirse a la solicitud de activación del referendo revocatorio presidencial.

“Lo de Barinas nos da nuevos aires, aires revocatorios para la esperanza de la activación de este mecanismo y la lucha por las condiciones. La convocatoria que habíamos hecho para este martes 12 queda postergada para el lunes 17 de enero a todas las sedes del CNE para la suma de adhesiones a la ratificación de solicitud de la activación del referendo revocatorio”, dijo Evans.

En diciembre, el dirigente difundió un mensaje en sus redes sociales donde asegura que numéricamente es posible revocar a Nicolás Maduro, de acuerdo a lo establecido en el artículo 72 constitucional.

El directorio del CNE en silencio

En una entrevista concedida este lunes al Circuito Éxitos, el rector del CNE Roberto Picón expresó que el tema del revocatorio no ha sido discutido en el directorio del organismo, pese a que en mayo de 2021 los integrantes de Mover consignaron una solicitud de registro como organización promotora, una solicitud de revisión de la normativa vigente que rige al mecanismo, y una solicitud de cronograma aplicable al proceso. Nunca recibieron respuesta.

En la entrevista, Picón reconoció que el asunto ha sido objeto de conversaciones y reuniones bilaterales, pero no existe una posición formal del CNE al respecto. Dijo que en su opinión es pertinente una revisión y actualización del marco legal que existe sobre la materia.

También este lunes, Juan Guaidó ratificó que cualquier decisión que se tome respecto al revocatorio del lado de la oposición, debe tomarse en unidad y adelantó su criterio respecto a que la mejor forma de asegurar que el proceso avance es que se plantee como parte de los acuerdos políticos en la mesa de negociación en México.

“No hay una normativa clara, pero puede ser una herramienta de lucha. Una cosa es la activación del revocatorio y otra cosa es un plebiscito para salir de Maduro. El reto es cómo activarlo y tener condiciones. Ya sabemos cómo terminó en 2016. Creo que la mejor forma es activarlo a través de un acuerdo integral y pasa por las condiciones de competitividad. Toca tomar la decisión para hacerlo en unidad”, afirmó.

Académicos cautelosos

La politóloga Maryhen Jiménez y el abogado y exsecretario de la extinta MUD Ramón Guillermo Aveledo, entre otros académicos y dirigentes políticos destacados, han advertido que para transitar la vía del revocatorio con perspectivas de éxito hacen falta como mínimo dos cosas: previsión y unidad.

Jiménez considera que el marco legal y el contexto político autoritario que existe en Venezuela tienden a resultados como el obtenido en 2016 cuando la norma y la falta de independencia de los poderes e instituciones públicas obstruyeron el ejercicio de ese derecho: “Es un mecanismo bastante volátil y en un contexto mucho más autoritario hoy que entonces (2016), puede ser cancelado o manipulado por el gobierno”, ha dicho Jiménez.

Aveledo por su parte observa que la ruta del revocatorio no puede ser una iniciativa aislada, sino que debe formar parte de una estrategia bien pensada y planificada, que permita tener un candidato presidencial unitario (con un programa de gobierno, un mensaje, una campaña listos de antemano) porque si Maduro es revocado, el CNE debe convocar a una elección presidencial en 30 días. No hay margen para improvisar.

“Hay que tener pensada la siguiente jugada. Supongamos que todo sale perfecto y sin demoras y la mayoría revoca Maduro: ¿Estaremos listos para cumplir el supuesto del 233 constitucional y tener una candidatura para la elección que deberá realizarse dentro de los 30 días consecutivos siguientes al revocatorio?”, alerta Aveledo.