jueves, 18 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

A un año de la desaparición de Carlos Lanz no hay avances en la investigación

La esposa del militante psuvista, Mayi Cumare, denunció que no se ha enterado de los avances de las averiguaciones. | Foto cortesía

Esta semana se cumplió un año de la desaparición del profesor Carlos Lanz, un reconocido militante de izquierda, miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) e investigador con amplio historial en la “acción revolucionaria”, que el pasado 8 de agosto salió de su casa y jamás se volvió a saber de él.

En medio de una maraña de misterios en torno a su desaparición y las investigaciones de los organismos policiales adeptos al chavismo, que según la vocería oficialista han hecho todos sus esfuerzos por dar con el paradero de Lanz, todavía se desconoce información sobre su ubicación o estado de salud.

El fiscal general impuesto por la disuelta e inconstitucional asamblea constituyente, Tarek William Saab, publicó en su cuenta de Twitter un balance sobre las investigaciones, que supuestamente acumulan más de 100 diligencias ordenadas desde el Ministerio Público.

De acuerdo con Saab, dos fiscales nacionales y un fiscal regional en Aragua investigan el caso con apoyo del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), y la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El despliegue de organismos de seguridad se ha realizado en Guárico, Bolívar, Aragua y Caracas. Durante el proceso se descubrió a un grupo que vendía información falsa sobre el paradero de Lanz y los responsables fueron aprehendidos.

Entre las acciones emprendidas, Saab menciona entrevistas al círculo de Lanz, experticias psiquiátricas, forenses, análisis de telefonía, revisión de movimientos migratorios, pruebas de polígrafo, inspecciones a su vivienda y otros sitios que frecuentaba, recorridos con drones, análisis de grabaciones de cámaras de seguridad, análisis de perfiles financieros, extracción de contenidos de dispositivos de almacenamiento y verificación en puertos y aeropuertos.

Por otra parte, el fiscal impuesto aclara que las pesquisas no han conseguido ningún indicio de que existiera acto violento alguno vinculado con la desaparición de Lanz.

“En la actualidad se encuentra un equipo multidisciplinario trabajando en pro de ubicar al profesor Lanz, realizando todas las diligencias pertinentes al caso que puedan dirigir a su paradero”, recalcó.

Uno de los puntos en los que más hizo énfasis Saab fue en la claridad de las averiguaciones. Según el funcionario, los organismos gubernamentales han mantenido comunicación directa con las víctimas de la desaparición, es decir, la familia del educador.

“Han estado informadas de las acciones realizadas por los distintos organismos de seguridad y las fiscalías asignadas para la investigación”, explicó.

No obstante, la familia de Saab se ha quejado de la incomunicación de los entes estatales. La esposa del militante psuvista, Mayi Cumare  -quien vivía con Lanz al momento de su desaparición-, denunció que no se ha enterado de los avances de las pesquisas.

“Desde la última vez realmente lo que he sabido es muy poco, por no decir nada. Ha sido una situación bien difícil para nosotros como familia porque lo menos que nosotros esperábamos era este silencio, este hermetismo en torno a la situación de la desaparición de Carlos Lanz”, confesó a TalCual en entrevista telefónica efectuada el pasado mes de junio.