jueves, 7 de julio de 2022

Tumeremo, modelo de la ausencia de un Estado benefactor

Los tumeremenses, desde cualquier lugar donde nos encontramos, repudiamos el homicidio del comandante Ernesto Solís y todos los homicidios que han ocurrido en Tumeremo.

El asesinato del comandante (Ej.) Ernesto Solís pone de nuevo a nuestro pueblo en el centro noticioso de las desdichas. “La masacre de Tumeremo”, la reaparición de la difteria, el centro palúdico de Venezuela, la destrucción de nuestras costumbres y tradiciones, la perversión de nuestro lenguaje, la corrupción de nuestra juventud atraída por la fácil riqueza, el florecimiento de la corrupción, la precarización de los servicios, la violación constante de los derechos constitucionales de la ciudadanía, la perversión del intercambio comercial con el maldito oro “que todo lo corrompe” como dijo Bolívar, ha conformado un cuadro de deterioro total de la calidad de vida de lo que fue un pueblo hermoso, de familias de trabajo y honradez, de fe católica, devoto de La Virgen y bueno para vivir, que ya no existe.

Los tumeremenses desde cualquier lugar donde nos encontramos repudiamos el homicidio del comandante y todos los homicidios que han ocurrido en Tumeremo. Repudiamos la atmósfera de abusos, de delitos, especulación, robos, acoso a comerciantes y productores. Repudiamos el miedo que han sembrado a los históricamente pacíficos pobladores y lamentamos que este, nuestro querido pueblo sea hoy modelo de la ausencia de un Estado benefactor, es decir, que opere a favor del buen vivir.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

USD 238,60 da para todo

La biblioteca como fondo de pantalla

En Maripa todo ha tardado tanto

Las olas del feminismo  

spot_img