domingo, 21 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Pasticho

El mundo está tan volcado que los venados persiguen a los perros y las presas a las escopetas, de forma que lo normal es anormal y el vidrio es madera.

Después de tanto tiempo abusando sin control, el régimen se siente débil y acorralado por sus propios errores y equivocaciones permanentes sin solución de continuidad. En veinticinco años no han logrado sino fracasos en todas las áreas incursionadas. Atila se queda corto en comparación con estos destructores desmanteladores de cualquier cosa útil en una sociedad organizada en vías de progreso paulatino y sostenido. El retraso al que los venezolanos hemos estado atados por décadas es indescriptible para ajenos de la realidad nacional. Lo más pernicioso es la insistencia tóxica de mantenerse en el poder a pesar que el mundo los rechaza sin disimulo; al contrario, con desparpajo burlón sincero y desesperado. La verdad es que no perciben la antipatía que generan, tanto naturalmente como por sus actuaciones desvergonzadas.

No expresan ninguna clase de emoción negativa por los continuos desaciertos que cometen; uno de los recientes es la papa caliente con la que juega el escritorio jurídico del gobierno, que no termina de tomar una decisión en espera de las instrucciones políticas para resolver el caso. Jurídicamente, no hay dudas, porque el Supremo podría dictaminar sobre la medida cautelar solicitada y darle largas al fondo de la acción propuesta sobre las vías de hecho. De cualquier forma el planteamiento favorece a la accionante. Los candidatos oficialistas eventuales no saben qué hacer, ya que de todas formas están perdidos electoralmente con la pretendiente supuestamente inhabilitada por ellos, descontando el noventa y cinco por ciento del pueblo y el entorno internacional serio. De una manera u otra, los bocones se dan cuenta que no tienen fácil la imagen democrática ficticia, y tendrán que salir del closet, lo cual redunda en hundirlos definitivamente.

Es lamentable que todavía haya gente creyendo que la inhabilitación se solucionaría rápidamente acudiendo a la instancia del bufete gubernamental. Ingenuos.

Cambio de tercio.- Un tema afín al nuestro es la situación presentada en Norteamérica con relación al pretendiente republicano a repetir como presidente en noviembre de este año. Y realmente tiene un parecido con nuestra habilitada por la ciudadanía, porque un candidato que va adelante con un sesenta por ciento en las encuestas, inclusive reconocido por CNN, comunicadores precisamente afectos a ideologías bastante laxas que causan polémica, está siendo atacado y bombardeado política y judicialmente desde varios ángulos para impedirle contarse contra cualquier aspirante del partido que gobierna actualmente a la desmejorada nación norteña. La inhabilitada a juro tiene casi el cien por cien de apoyo de la población, según los votos obtenidos en unas primarias que quieren desaparecer y no pueden. Ambos tienen invitación extendida por la gran mayoría de los votantes. La diferencia radica en la separación de poderes, el respeto y la aplicación de las leyes y el estado de derecho existente en un país que se rige por lo establecido y otro en el que se actúa acorde con las veleidades y necedades de un grupete que ni siquiera se maneja con autonomía.

Banderillas.- La distorsión y la convulsión que transita alrededor del mundo se evidencia palpablemente en una suma de acontecimientos, no todos motivados a la naturaleza ensañada y desenfrenada con puntos del planeta, sino a aprovechadores de las circunstancias levantadas espontáneamente algunas, mas muchas prefabricadas y cuidadosamente organizadas para causar conmoción y alboroto en la normalidad de vida colectiva e individual. Es cierto que subyacen una enorme cantidad de situaciones lejos del sosiego ideal en el globo terráqueo. El planeta está cundido de desacuerdos producidos por motivos religiosos, territoriales, étnicos, históricos, por señalar algunos. Los kurdos, turcos, kosovares, serbios, armenios, indios, paquistaníes, musulmanes, chiítas y sunitas, cristianos, catalanes, vascos y muchos más están encontrados en diferentes momentos, los cuales recrudecen por épocas. Todos, sin excepción tienen su importancia y motivación aparentemente válida para aquellos involucrados. Y la tendencia debería ser componer las divergencias razonable y pacíficamente.

Es irracional desconocer que una persona o sociedad agredida no deba defenderse y repeler los ataques de toda clase. Igual de incomprensible son las manifestaciones contrarias a los que reaccionan contra violencias traicioneras, inesperadas. Es lógico que las controversias tengan un fin, y hay instrumentos para llevarlo a cabo. De hecho, el disgusto entre israelíes y palestinos, debería concluir de alguna manera. Igual que tantos pospuestos.

El mundo está tan volcado que los venados persiguen a los perros y las presas a las escopetas, de forma que lo normal es anormal y el vidrio es madera. Claro, hay gente, instituciones, agrupaciones, intereses, ideas y financiamiento de tendencias sesgadas o malintencionadas. La noche es oscura antes de un amanecer radiante.

¡Más noticias!