miércoles, 25 de mayo de 2022

Mr. Biden, por favor, invite a Maduro a la Cumbre de las Américas

Quién quita, que apenas, toque tierra en el aeropuerto correspondiente, la bienvenida se la dé algún escuadrón de la DEA y ¡zas! se ejecute su ansiada orden de captura. Todos los días no se presenta la oportunidad de reivindicar la utilidad de cumbres como la mencionada.

Quién quita, que apenas, toque tierra en el aeropuerto correspondiente, la bienvenida se la dé algún escuadrón de la DEA y ¡zas! se ejecute su ansiada orden de captura. Todos los días no se presenta la oportunidad de reivindicar la utilidad de cumbres como la mencionada.

¿Qué tan beneficiosas han sido las cumbres de las Américas convocadas de, cuando en cuando, a lo largo y ancho del continente?.

– Han impulsado ideas muy provechosas como ¡la “Carta Democrática Interamericana”! del 11 de septiembre de 2001 y la tesis del ¡“Desarrollo Sostenible! – me responderán los hagiógrafos de siempre.

Y esas proclamas ¿Para qué han servido, si en la región campean gobiernos tiránicos y los depredadores del medio ambiente, andan a su aire en sus cruzadas, en particular, contra el Arco Minero en Venezuela y, en general, contra la Amazonía entera del subcontinente?

Pese a tal inoperatividad, concreta y espesa, cuando los desgobernantes parias de Nicaragua, Cuba y Venezuela se enteraron que no serían bienvenidos a la próxima “cumbre” de Los Ángeles, California, EE UU, del próximo seis de junio, armaron una pataleta ¿Y de qué se quejan, si, éllos, son los primeros en higienizarse, allí, donde la espalda pierde su decente nombre, con cuanta resolución emana de tal clase de organismos?  Sin embargo, todo vale para posar de supuestos mártires revolucionarios.

Al menos, por esta vez, se impuso el lapidario “no se vistan que no van” y sin derecho a pataleo de los apestosos morales.

El anciano, converso, tránsfuga, retorcido, muy crápula, de nuestro servicio exterior, sempiterno attaché en tales eventos, ya no podrá prodigar en Los Ángeles, California, sus rocheleros “¡Hola, gordo!”. Ni la honorable esposa de Díaz-Canel, pelele de Raúl Castro, tendrá oportunidad, como en México, de “derrochar físico” con su proletario bolso “Hermès” de € 8.500,00. Ni la copresidenta, nica, doña Rosario Murillo de Ortega, de entusiasmar al graderío en las sesiones plenarias con sus ritos satánicos o sus conexiones en vivo, directo, con el espíritu de Augusto César Sandino.

La venidera cumbre será anodina, como todas. Pero, además, menos pintoresca por la ausencia de personajes que por repugnantes que resulten no dejan de agregar espectáculo.

Los organismos y foros multilaterales son como son.

Iguales a los Estados que los integran y éstos, a su vez, imagen y semejanza de los mismísimos humanos: “unos seres retorcidos, mal construidos por dentro y por fuera, sin pecar por nihilistas”. La Comisión Interamericana de DD HH en el caso de “Isaza Uribe” tardó más de veinte años en emitir su informe “preliminar” de admisibilidad. A igual paso de desvergüenza -20 años de morosidad- ha marchado esa misma comisión con el asesinato del joven venezolano Jesús Mohamad Capote pese a los insistentes reclamos de sus inconsolables padres. La asamblea de Estados miembros de la Corte Penal Internacional no ha movido ni un solo músculo de su abotargado rostro para investigar los episodios de corrupción, muy graves, manos en la masa, en los que aparecerían los dos exfiscales jefes de ese tribunal. La Organización Panamericana de la Salud se embolsilló de la manera más impune UDS 70 millones, para beneficio de sus directivos, por coparticipar en el bochornoso episodio de esclavitud contemporánea en perjuicio de los médicos cubanos que prestaron servicios en Brasil. “Así son los bueyes que tenemos y con ellos, debemos arar”.

El cronista, detractor irreductible, de Nicolás Maduro, por primera y última vez aboga a favor de este último.

– Invítenlo, por favor, al evento del próximo junio en Los Ángeles, mister Biden. Quién quita, que apenas, toque tierra en el aeropuerto correspondiente, la bienvenida se la dé algún escuadrón de la DEA y ¡zas! se ejecute su ansiada orden de captura. Todos los días no se presenta la oportunidad de reivindicar la utilidad de cumbres como la mencionada. Aprovechémosla.

Más del autor

¿Tiranicidio en Venezuela?

El ¿nuevo? TSJ

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Estampitas guayanesas

Más Jorge Bergoglio que Francisco

¿Tiranicidio en Venezuela?

Redes y universidades

spot_img