martes, 27 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

La obsesión de la revolución por desaparecer la prensa escrita

La revolución necesita la desinformación. Controlar lo que se informa. Desaparecer a casi todos los periódicos impresos es parte del asunto. Quedó demostrado con los allanamientos recientes contra Correo del Caroní.

@damianprat

Los allanamientos de días pasados contra Correo del Caroní y contra su director conmocionaron -a pesar del cerco de censura que impone el silencio e impide que mucha gente se informe- a la región y al país e incluso tuvieron repercusión en la prensa y organismos internacionales. Los que ordenaron ese grave atentado contra la libertad de expresión debían suponer el impacto de la medida, por lo que intentaron un disfraz: “visita domiciliaria”. En la vida real es el más reciente acto de agresión contra “La Casa de las Ideas”, que es el segundo nombre de este diario. Una historia con muchos capítulos por varios años, algunos muy abiertos, otros medio encubiertos.

La lista de ataques es larga pero, a mi juicio, el más letal ha sido el cerco total para impedir que el periódico circule. Varios años ya que se prohibió importar papel periódico y otros insumos necesarios. Así silenciaron a muchos periódicos en el país.

* * * 

Un informe del Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) de 2018 (ver Periódicos en Venezuela: datos de una crisis) que me hace llegar la periodista Mariaengracia Chirinos, revela, con cifras precisas y testimonios comprobados lo que a ojos vista nos llegaba de todas las regiones: entre 2013 y ese 2018, 66 medios impresos dejaron de circular en el país. Leyeron bien: ¡sesenta y seis! La ultra censura de prensa.

Dice el informe que hasta 2013, pese a los ataques de todo tipo, con muchas restricciones, sobrevivían 90 medios impresos en 20 estados del país.

Para el final de 2018, la cifra se redujo hasta en 68%. O sea, quedó disponible solo un tercio. Muchos de esos medios silenciados de larga tradición en esas regiones. Diarios emblemáticos. Como Correo del Caroní, el primer diario de Guayana.

* * * 

Todos los ciudadanos lo comprobamos a diario. En Guayana y en todas las regiones. Consulté a periodistas y otros amigos en varias ciudades y aquí en Puerto Ordaz. Igual que lo que ocurre en Ciudad Bolívar, El Roble, El Gallo, Alta Vista, centro de Puerto Ordaz, avenidas principales de Unare: muchos de los tradicionales kioskos de periódicos han desaparecido o se han transformado en otra cosa.

La revolución necesita la desinformación. Controlar lo que se informa. Desaparecer a casi todos los periódicos impresos es parte del asunto.

Otra arista ha sido comprar, por parte de grandes capitales boliburgueses, algunos medios de TV o impresos para convertirlos en boletines de propaganda y/o de guerra sucia.

Pero hay más. En próximas entregas de esta columna vamos a informar sobre la ola de cierres de emisoras de radio y/o las enormes presiones sobre las que aún existen.

Otro golpe terrible contra la libertad de información es el bloqueo de docenas de portales y páginas web de medios de comunicación. Tanto venezolanos como de otros países. Los “malabarismos” que varios medios hacen para sortear esa censura. Y lo que hacen las personas para evitar esa censura.

* * * 

TIP  1: Tristes. Así estamos por el adiós del amigo Luis Natera Febres, con quien compartimos muchos años en la Sala de Redacción de Correo del Caroní, él en su rol de gerente de Administración.

Ya tenía varios años retirado.

Nuestro abrazo solidario a David Natera Febres, su hermano.

A Luis Antonio, su hijo, director de Caribe FM en Puerto La Cruz

A todos sus familiares.

TIP  2: Armando.Info. Sus reportajes de investigación marcan un hito en el periodismo venezolano. Siempre trabajos serios, bien sustentados. Varios de sus principales periodistas tuvieron que emigrar por la persecución.

Ahora me llega la información de que Jesús Vergara, poderoso empresario vinculado al aluminio de Guayana, se propone demandar al portal Armando.Info debido a un reportaje publicado hace varios meses.

El siempre bien informado Nelson Bocaranda también lo informa en una de sus columnas recientes.

Vergara tiene una orden de prohibición de enajenar bienes por un tribunal del estado Bolívar y una investigación de Fiscalía.

TIP  3: Pulpaca. Planta de Pulpa y Papel. Otro proyecto fallido donde se habrían gastado más de mil millones de dólares sin que jamás concluyera. ¡Cuán necesario era tener una planta para producir papel, aprovechando la corteza de los pinos del gran bosque de Uverito!

De eso escribiremos esta semana

¿Habrá algo donde la robolución no haya causado ruina y destrucción?

TIP  4: A propósito de nuestras columnas anteriores sobre la desmantelada Alcasa y el laminador Serlaca. Me contactan varios expertos. Me dicen que la primera opción sería rescatar las Líneas 3 y 4, quizás en proyecto conjunto con un inversionista. Otra opción es desarrollar el proyecto Línea V, de tecnología moderna y muy productiva. Tener aluminio para que Serlaca lo laminara.

En ningún caso deshuesar, desmantelar y vender como chatarra esas Líneas III y IV.

Y que el régimen y sus jerarcas respondan por el dineral malbaratado en las instalaciones de Caicara

Además, que cualquier proyecto se explique con total transparencia.

En el país con el segundo peor Internet del mundo.

[email protected]