miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

La non grata Isabel Brilhante

Se esmeran en afinar los vituperios con los que aspiran causarle el mayor daño posible a esos atrevidos de la UE, que los castigan sin justificación

De nuevo le dieron 72 horas y una sobredosis de insultos a Isabel Brilhante Pedrosa, representante de la Unión Europea, para que se fuera de esta casa de vecindad, que una vez fue un país. Un rabioso casero, poseído por una crisis de soberanía, vociferó contra las sanciones que esta organización le impuso, entre otros, a los alacranes comprados con los dólares de Alex Saab y a los otros que fueron incorporados esta misma semana. Muchos forman parte de la horda legislativa socialista del 6D, quienes decidieron -por unanimidad- declarar persona non grata a la señora Brilhante. El ejecutivo obedeció de inmediato y le dio los tres días de rigor, para que recogiera sus macundales y se fuera para su viejo continente.

    Se esmeran en afinar los vituperios con los que aspiran causarle el mayor daño posible a esos atrevidos de la UE, que los castigan sin justificación. La voz cantante la ha llevado el insufrible canciller Jorge Arreaza, ex yernísimo del difuntísimo. Este diplomático, valga subrayarlo, es un pensador e intelectual de alto vuelo, de una categoría superior. Muy ilustrado y supremamente civilizado. Debería, dicho sea de paso, dirigir las delicadas relaciones internacionales en estos tiempos complejos de la globalización.    

    Se trata de un diplomático que es un teórico en esta especialidad, un gran investigador con obra publicada, reconocida por universidades y academias de todo el mundo. Para más inri debe ser asesor de Asuntos Internacionales del Psuv.  Esas siglas –Psuv- sólo pueden equipararse con las de la UNESCO. Lo digo por la similitud en la búsqueda de los más elevados propósitos que hermanan a ambas estructuras. Tanto el uno como la otra no se despegan de su esencia. Esto es la cultura, la ciencia, la civilización, la ilustración, el arte en todas sus excelsas manifestaciones, y claro, la mejor educación como el verdadero camino hacia la superación y la libertad.

   Durante 22 años esa pléyade de dirigentes, que son en sí mismos un dechado de virtudes y sabiduría, agrupados en el Psuv –posicionados, pero sobre todo posesionados en condición de propietarios de esta colonia castrista- no han dejado de aleccionarnos con la “dictadura” de sus incontables cátedras. No sólo a los nativos, oriundos e indígenas, sino también a la humanidad toda.

  Insisto en el carácter ductor y didascálico de la élite dominante: esa que desde que llegó al poder lo ha dado todo para ser un modelo a seguir por sus gobernados. Un faro de luz que alumbra el camino, en pos de un futuro eximio, sublime, y magnífico, empedrado de dignidad y soberanía. Todo lo cual puede comprobarse en ese laboratorio exclusivo –la Venezuela premiada con el socialismo del siglo XXI- donde se han llevado a cabo proyectos, experimentos, ensayos, pruebas que están a la vista de todo aquel que quiera ver cómo se bate el cobre del éxito.

  Este prodigio de humanismo, eficiencia y de todas las virtudes conocidas y por conocer es lo que se niegan a ver organismos -ciegos y miserables- como la UE, la ONU, la OEA, también el Grupo de Lima y más de sesenta países. Todos están equivocados, ahogados en sus propias mezquindades y abyecciones. Por eso se niegan a reconocer el exitoso modelo del socialismo del siglo XXI. Tampoco quieren dejarse conducir por quienes han llevado a Venezuela a ser una potencia planetaria con logros y victorias en materia económica, social, política, educativa. Y un envidiado sistema de libertades, bienestar y democracia. Respetuosa, por encima de todo de los derechos humanos de los venezolanos, tal como fue demostrado en la ONU por el inquilino de Miraflores.

  Por eso el gran conductor del socialismo del siglo XXI se ha visto impelido a dictar cátedra en materia de relaciones internacionales. La primera lección consistió en expulsar, nuevamente, a la embajadora de la UE. La segunda clase de este gran maestro tiene que ver con el enfriamiento socialista, según el cual meterá en el congelador sus relaciones con aquella asociación de 27 países europeos. La tercera lección es léxico-semántica, y consiste en acopiar todos los insultos que el diccionario ofrece para lanzárselos -como torpedos- a los miembros de la UE. Su objetivo número uno: que se retracten de las sanciones contra los puros, impolutos e inmaculados funcionarios de la dictadura bolivariana. 

Agridulces

  El pastor evangélico y diputado 6D, Javier Bertucci, fue deportado del Imperio. Quiso entrar como parte de una “oposición inteligente y moderada” para tramitar ayuda humanitaria, pero allá no lo reconocen como parlamentario democrático. Los gringos saben a quién le sirve un sujeto como Bertucci.