lunes, 4 de julio de 2022

Los que no se rinden  

Ciertamente, Venezuela agobia con tantos problemas y con tanta orfandad en la que se encuentra el ciudadano común, pero hay gente que persevera por un mejor país.

Ciertamente, Venezuela agobia con tantos problemas y con tanta orfandad en la que se encuentra el ciudadano común, pero hay gente que persevera por un mejor país.

@luisaconpaz

“Profe, estamos muy preocupados por la cantidad de muchachos que han dejado el liceo. ¿Cómo hacemos para que vuelvan? También nos preocupa el desánimo de los docentes… Pero tenemos que seguir”. Eso me comentaba en estos días una profesora de un liceo público del interior, y rescato el final, “pero tenemos que seguir”. No mencionó el “ajuste de salarios”, que ha sido más bien un “desajuste”, puesto que hay primas que desaparecieron y lo que se hizo fue salarizar bonos y primas, hay mucho docente que persevera, a pesar de los salarios, y se siguen preocupando por los alumnos.

Sigamos con esos que no se rinden en educación, a pesar de los obstáculos. En Fe y Alegría, el Centro de Formación e Investigación, ya comienza a preparar su plan de formación para los docentes, pues ya sabemos lo cansados que están todos, lo que ha supuesto este “desacostumbrarse” a las clases presenciales, los reajustes que deben hacerse, la creatividad que hay que ponerle al proceso de enseñanza-aprendizaje, todo lo que tiene que ver con la educación emocional, con la salud mental del personal… No van a esperar septiembre para ponerse a pensar en los retos del año escolar. También comienzan pronto el ensayo de un Observatorio Educativo, pues la educación necesita datos para poder detectar vacíos y aciertos para rectificaciones y planificar para mejorar. ¡No se rinden!

Conozco periodistas que tampoco se rinden y suelen ser puentes entre afectados y los que pueden ofrecer alguna alternativa. Como esos que me contactaron hace unos días para que fuera ponente en un foro-chat y tratar el tema del retorno a clases de manera presencial de manera satisfactoria. Hablo de la gente de El Pitazo, que organizan unos cafés virtuales. “Profe: hemos sabido de madres que están muy preocupadas con ese retorno… dificultades con los docentes… ¿Puede preparar algo?”. Y en apenas dos días se inscribieron 123. Estuvimos desde las 5:30 pm hasta las 7:00 pm, después de un día de trabajo, y todavía había ánimo para atender, preguntar, comentar… e incluso animarse para futuras actividades… Sin dejar de ver las dificultades, pero con la intención de continuar. ¡No se rinden!

Por supuesto, otros que no se rinden son los que participan de organizaciones que defienden los DD HH. Me sorprende la cantidad de organizaciones que han surgido en los últimos años. Están las de siempre, las que llevan décadas en esta noble tarea de defender los derechos de otros, pero están las nuevas, a pesar del riesgo que suponen las acciones de defensa, sean pequeñas o sean grandes…  Se sabe que la lucha por los derechos humanos requiere paciencia y perseverancia, nada de corto plazo y de victorias instantáneas…  y no veo deserciones, veo aprendizajes, veo cooperación. Sería injusta si mencionara unos y dejara decenas por fuera, pero me permito anotar a @preparafamilia, que trabaja con los niños, niñas y adolescentes pacientes del Hospital J.M. de los Ríos. ¡Se les muere un paciente por falta de tratamiento oportuno o por la suspensión del programa de trasplantes de órganos, les duele, consuelan y siguen luchando! ¡No se rinden!

Y esta semana vi con alegría que los amigos de @ecopracticas reiniciaron su programa de huertos escolares con unas escuelas de Fe y Alegría, específicamente con la escuela Luis María Olaso, de La Vega, en Caracas. ¡Qué bueno! Todo lo que sea educación para amar a la naturaleza, para formar hábitos en los NNA, requiere de perseverancia, aunque a veces, obligados por las circunstancias haya que hacer pausas, pero no se puede rendir uno. ¡Gracias, Ecoprácticas!

¡Son muchos los que no se rinden y no hay espacio ni tiempo para mucho más en una columna! Pero quiero mencionar a la gente de Cecodap, que no se rinde en estar pendiente de lo que afecta a nuestros NNA, tan huérfanos de políticas integrales de protección. Esta semana difundieron su último trabajo de investigación sobre el reclutamiento de NNA en zonas donde el delito organizado manda… ¡Datos impresionantes! ¡No se rinden!

Este país está muy necesitado de perseverancia, de resiliencia. Conviene hacer visible, frente a la emergencia humanitaria compleja, en medio de recortes eléctricos, hay que hacer visible, repito, a esos que no se rinden. No comprar ese discurso injusto, y sesgado de “aquí nadie hace nada. El venezolano está dormido”. Eso no es cierto. No nos hemos rendido.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img