sábado, 25 de junio de 2022

¿Epidemia sin vacuna?

El último informe sobre la violencia contra niños, hecho público por Cecodap, el OVV y la Redhnna, da cuenta de 3.738 menores que fueron víctimas mortales y de incremento de la violencia intrafamiliar. | Foto William Urdaneta

El último informe sobre la violencia contra niños, hecho público por Cecodap, el OVV y la Redhnna, da cuenta de 3.738 menores que fueron víctimas mortales y de incremento de la violencia intrafamiliar. | Foto William Urdaneta

@luisaconpaz

Según la legislación venezolana, los niños y niñas tienen derecho al “buen trato”. Además, los derechos de los NNA son prioridad absoluta. Agreguemos, además, que sólo en Venezuela y en Costa Rica el castigo físico es considerado un delito. ¡Qué bien esas leyes! Pero el último informe de organizaciones preocupadas y ocupadas por los NNA como son Cecodap, la Red de defensa de los derechos de NNA (Redhnna) y el OVV, muestran una realidad dolorosa, que refleja la indefensión de esta población en nuestro país.

Según el informe Somos Noticia, Capítulo Muertes por Causas Violentas de Niños, Niñas y Adolescentes, hecho público el 16 de septiembre, murieron, por causas violentas, un promedio de 3 niños y adolescentes cada día. ¡Tres cada día como promedio! En total, 3.738 NNA víctimas de la violencia. ¡Muchos muertos! ¡Muchas familias de luto! ¿Su vida, su protección, su seguridad, son prioridad absoluta?

Seguimos con el informe Somos Noticia. Gloria Perdomo, conocida por las décadas que ha dedicado a defender los derechos de esta población, actualmente coordinadora del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), miembro de la Red de defensa de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes (Redhnna), fue una de las voceras en este acto. Según el informe mencionado, fueron en total, entre 2017 y 2019, 3.738 muertes violentas; de esas, 2.291 por homicidios, y 463, en manos de autoridades -supuestamente en enfrentamientos o por resistencia a la autoridad- o… tal vez habría que decir, por abuso de funcionarios. Si llegamos al 2021, fueron 545 las víctimas por “resistencia a la autoridad”, de las cuales 26 eran menores de 12 años. ¡Cuesta recomponer la escena!

De esa cifra total de esos 3 años, 917 fueron niños y niñas y 2.281 adolescentes. Edades que se supone que son para jugar, soñar, estudiar… Muertes prematuras que, según la doctora Perdomo, se pudieron haber evitado.

Resaltaron las organizaciones que elaboraron el informe que se ha incrementado la violencia intrafamiliar, y como dato que tal vez escandalice a más de uno, algunas muertes fueron ocasionadas por familiares de las víctimas: padre, madre, padrastro u otro familiar. Según datos recabados por la Redhnna, para el 2020, el 22% de las muertes tiene como agresor un miembro de la familia. Este dato tiene que llamarnos la atención a todos, especialmente a los medios de comunicación, las redes, los educadores… hay que formar a las familias, darles herramientas para que manejen adecuadamente sus emociones. La pobreza, la violencia estructural tiene que ver con el incremento de la violencia intrafamiliar…

Los suicidios, según el investigador del OVV en Mérida, Gustavo Páez, se han incrementado. Entre el 1 de enero y el 31 de agosto del 2021 se han registrado 222 y 30 intentos. Las causas de los suicidios son muchas… Entre otras, mal manejo de emociones, problemas de comunicación en la familia, drogas y alcohol en adolescentes y/o familia, aislamiento social, cambio de colegio con su correspondiente pérdida de amigos…

Somos Noticia también añade una serie de recomendaciones para prevenir la violencia contra NNA. Mencionamos algunas y sugerimos que se lean el informe completo. Se recomienda: documentar datos desagregados de casos de víctimas; que el Estado cumpla con sus obligaciones de asignar recursos para la protección, salud, orientación familiar; garantizar servicios y programas para que los consejos de protección puedan atender casos de extorsión, amenazas, abusos, malos tratos…; campañas por el buen trato; formación de funcionarios policiales para que sepan enfrentar estos casos; acceso a una línea permanente, de 3 dígitos, gratuita, para denuncias y emergencias; incluir medidas de reparación a las víctimas de violencia; programas de formación a las familias; programa de formación en DD HH…

La sociedad no puede quedarse sentada esperando… También tenemos mucho que hacer en las redes, en educación, en nuestro entorno… Unos niños y adolescentes protegidos, serán adultos más sanos.  Esta epidemia también necesita plan de vacunación.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

¿Arrulla la pobreza?

Más allá de las estrellas

Variaciones sobre Azul

El final del humanismo y de las cosas

spot_img