miércoles, 17 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

¿Cómo y cuándo prohibirán las primarias? ¡Con el Mazo Dando TV te informa!

Los disidentes de tal satrapía estamos en la obligación de preparar una respuesta proporcional al tamaño de tal atentado. En el ámbito de la comunidad internacional nuestro reto es el de mantenerla bien informada para que no cese de presionar por una salida democrática del drama compatriota.

@omarestacio

El programa Con el Mazo Dando, que se transmite cada miércoles por la noche por el supuesto “Canal de todos venezolanos”, ha sido para el desgobierno de Maduro lo que fue La Hojilla en tiempos de Hugo Chávez. Quiere decir, el medio de comunicación a través del cual se les notifica a los ciudadanos oficialmente y con jactanciosa antelación -“¡pa’ que respeten!”- la próxima tropelía de la mal llamada revolución bolivariana.

Si, durante una transmisión de La Hojilla, recibían en el estudio de la televisora una sorpresiva llamada del hoy fallecido comandante, en la que en medio de otra de sus tronas insultaba, renegaba, amenazaba a sus pretendidos adversarios, ya los televidentes sabían que en cuestión de horas, minutos o cuando le viniera en gana el susodicho peón alzado, apuntaría con el dedote índice de su mano zurda a las propiedades ajenas, al compás de sus “¡exprópiese, exprópiese!” o con un pito en la boca -de árbitro de fútbol o de lo que el lector está pensando- “¡Fulano de tal, tas botao de Pdvsa! ¡Mengano de cuál, también tas botao de Pdvsa!”.

¿Siguieron algunos de ustedes, semanas atrás, capítulo a capítulo las baladronadas del conductor de Con el Mazo Dando, previas a las confiscaciones, sucesivas, del centenario Partido Comunista de Venezuela y de la no menos centenaria Cruz Roja Venezolana?

Los desenlaces de tales abusos los supieron desde un comienzo los consecuentes seguidores de dicho bodrio televisivo. Los resumimos en un solo párrafo: La aniquilación, sin retorno, del sacrosanto derecho de asociación que tenemos los ciudadanos.

“¡En cayapa, no!” censuraba, acre, severo, don Augusto Mijares, en su hermoso ensayo, Lo afirmativo venezolano, a quienes envalentona el poder o la superioridad numérica. Hasta el advenimiento del llamado socialismo del siglo XXI -según lo documenta Mijares- ni siquiera en las reyertas compatriotas más barriobajeras se había quebrantado tal código de honor -y valga la aparente paradoja.

Vergonzoso, para el que se pretende segundo de abordo de la revolución, equipararse a quien en tiempos de Chávez, prevalido del poder y de la superioridad numérica de sus espalderos, presumía de guapo. Ocurre, sin embargo, estimada lectora, estimado lector, que lo que para ustedes, y el suscrito cronista, constituye una conducta afrentosa dentro de eso que lleva el remoquete de revolución bolivariana, otorga auctoritas, status, ascenso en el aparatik y lo más importante para éllos: licencia para guisar.

Y a continuación, para los que han sintonizado tarde o no han sintonizado en las dos últimas semanas los boletines, de última hora, hasta para malos entendedores, emitidos en Con el Mazo Dando en relación con las primarias de la oposición.

La supresión de estas últimas -sí o sí- antes del próximo 22 de octubre, es una decisión irrevocable. Todo vale para ello. Desde inflar con encuestas coludidas, presuntas candidaturas de consenso, practicar confiscaciones, allanamientos, hasta mandar ¡presos, carrizo! a los que se resbalen. El conductor del espacio televisivo, referido en último término, que sí sabe de lavar dinero negro porque esa es su especialidad, ha hecho pública la resolución del desgobierno roboLucionario de atribuirle ese mismo delito a los organizadores de las primarias. ¿Creían ustedes que la tiranía iba a tragarse que un inhabilitado arbitrariamente -si es una inhabilitada peor- fuese votado o votada por avalancha en el referido octubre para que ya investido o investida de tal mandato popular, a posteriori, el CNE, proxeneta y coludido, le impidiese inscribirse como candidato o candidata? ¡Al demonio que, como represalia de tal secuestro del derecho a elegir, se mantengan o agraven las temibles sanciones económicas de la OFAC y la Unión Europea! Al final, eso les importa un rábano al alto funcionariado y enchufados del desgobierno paria. ¿O es que alguien cree que a los supermonigotes o superbigotes, a raíz de tales medidas, les van a suspender los servicios de luz, agua potable, teléfonos, TV por cable, escoltas, el reabastecimiento en los bodegones, los vuelos charters, el aguardiente, los carburantes de mayor octanaje, las damas prepago?

Los disidentes de tal satrapía estamos en la obligación de preparar una respuesta proporcional al tamaño de tal atentado. En el ámbito de la comunidad internacional nuestro reto es el de mantenerla bien informada para que no cese de presionar por una salida democrática del drama compatriota. En el plano local urge revisar las novedosas modalidades de desobediencia pacífica para liquidar la usurpación. Porque tampoco es asunto de lanzar, inerme, al gentío a la calle, para que los acribillen y después esa misma noche lo celebre el tirano, públicamente, en medio de otra de sus borracheras.

Y con salsa-terapia tampoco se enfrentan semejantes atropellos.