El presidente de la Asamblea Nacional arrancó en Londres su gira europea con el objetivo de “reforzar la presión internacional a la dictadura” de Maduro. Mientras tanto, en Caracas su despacho era allanado por cuerpos de seguridad del Gobierno venezolano.

Luego de su reunión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y de haber participado el lunes en la III Conferencia Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, en Bogotá (Colombia), Juan Guaidó viajó a Londres para reunirse con el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.
Según Guaidó, el objetivo de esta reunión fue “estrechar lazos con Reino Unido y pactar una mayor cooperación para frenar el enriquecimiento de la dictadura” de Nicolás Maduro. “Esta cooperación incluirá más apoyo a inteligencia financiera para encontrar bienes robados, como también sanciones por los abusos a derechos humanos y por corrupción”, añadió.

“El pueblo de Venezuela ya ha sufrido bastante. Merece un futuro mejor. (...) Apoyamos los esfuerzos de Juan Guaidó hacia una solución pacífica y democrática. En nuestro encuentro le he ofrecido nuestro apoyo sin fisuras para trabajar con nuestros socios internacionales y traer una solución a esta terrible crisis”, ha dicho el ministro de Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, después de su encuentro con Guaidó, reconocido como presidente interino venezolano por más de 60 países.

Su gira continuará en Bruselas (Bélgica) en donde será recibido por el alto representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell y eurodiputados de todos los grupos políticos para pedir una mayor presión de la Unión Europea contra el régimen de Nicolás Maduro.

Además, se confirmó que el jueves participará en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza) y el fin de semana hará escala en España para reunirse con la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González.

Guaidó ha destacado lo conseguido en este año, incluido su reconocimiento por más de 50 países, si bien ha reconocido que no ha sido suficiente y ha tendido la mano a toda la oposición venezolana --también los más críticos con él- para pactar la hoja de ruta que les lleve a elecciones “libres”.

Desde el equipo del líder político venezolano han informado de que el objetivo de su gira internacional es “establecer alianzas con los países demócratas del mundo en pro de enfrentar y detener a la dictadura de Nicolás Maduro”.

Maduro responde con un nuevo allanamiento

Este martes, líderes opositores denunciaron que cuerpos policiales allanaron la oficina de Juan Guaidó en la Torre Zurich, en El Rosal, Caracas. “Funcionarios del Sebin ya subieron a las oficinas y se encuentran realizando un allanamiento, denunció de su lado la dirigente opositora Rafaela Requesens, quien junto con las parlamentarias Delsa Solórzano, Elimar Díaz y Manuela Bolívar se encuentran en el lugar.

 

Oposición tilda como venganza el allanamiento a la oficina de Guaidó realizado por el Sebin
 


A su vez, la esposa del presidente del Parlamento venezolano, Fabiana Rosales, publicó en su cuenta de Twitter que el edificio se encontraba cercado por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

“Apagaron ascensores de la Torre Zurich, los accesos se encuentran bloqueados. Funcionarios del régimen no poseen orden de allanamiento y se identificaron como una comisión anticorrupción”, denunció.

Por su parte, se presume que lo sucedido este martes es una respuesta por parte del régimen de Nicolás Maduro por la gira que realiza Guaidó por Europa. La diputada Delsa Solórzano lo tildó como una “venganza”. (Con información de DPA)

Template by JoomlaShine