sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Yihad Islámica reivindica infiltración desde Líbano

El grupo chií libanés Hizbulá, que controla la zona fronteriza y que en 2006 libró una guerra contra el Estado judío, ya se había desvinculado de la infiltración.

El grupo islamista Yihad Islámica Palestina (YIP) reivindicó la autoría de la infiltración llevada a cabo este lunes desde el Líbano a Israel y con la que aseguró haber causado heridas a siete soldados israelíes, como parte de la guerra iniciada el sábado entre el Estado judío y Hamás.

“Como parte de la batalla ‘Tormenta de Al Aqsa’, las brigadas de Al Quds (rama militar de la YIP) reclaman la responsabilidad de la operación que fue llevada a cabo esta tarde en el sur del Líbano, en la frontera con la Palestina ocupada”, afirmó el movimiento en un escueto comunicado difundido a través de su cuenta de Telegram.

Según la nota, durante el ataque sus fuerzas hirieron a siete militares israelíes, al menos uno de ellos de gravedad.

Después de que un grupo de personas armadas cruzase la frontera desde el lado libanés y se enzarzase en choques con las fuerzas israelíes, el Estado judío ha atacado con artillería y bombardeos aéreos diversos puntos del territorio libanés cercanos a la Línea Azul, la divisoria de facto.

El grupo chií libanés Hizbulá, que controla la zona fronteriza y que en 2006 libró una guerra contra el Estado judío, ya se había desvinculado de la infiltración.

El movimiento político y armado chií sí disparó este domingo cohetes contra Israel, justificándolos como un gesto de “solidaridad” con las milicias de la Franja de Gaza y una medida de presión para la liberación de los territorios libaneses ocupados por su vecino del sur.

Durante estallidos de violencia como los que Israel y las milicias de la Franja de Gaza viven desde el pasado sábado, se suelen producir lanzamientos de proyectiles desde el Líbano y otros incidentes de poca envergadura, en muchos casos atribuidos a las facciones palestinas presentes en territorio libanés.

Si bien se estima que solo algo menos de la mitad residen todavía en el país, más de 470 mil refugiados palestinos están registrados por la ONU en el Líbano y en muchos casos los campamentos en los que se concentran son administrados de facto por las mismas facciones que operan en Gaza y Cisjordania.