viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Unicef: un niño muere cada 10 minutos en Gaza por la guerra entre Israel y Hamás

El portavoz de Unicef, James Elder, insistió en que las partes en conflicto deben proteger a los niños y a los civiles durante las hostilidades.

Un niño muere cada diez minutos y dos resultan heridos en la Franja de Gaza desde el estallido de la guerra entre Israel y el grupo islamista Hamás el pasado 7 de octubre, una situación que según la agencia de la ONU para la infancia (Unicef) ha convertido al enclave palestino en un “cementerio de niños”.

“Gaza se ha convertido en un cementerio de niños y es un infierno sobre la tierra para todos los demás” que viven en la Franja, dijo este lunes el portavoz de Unicef, James Elder, que resaltó que el número de niños muertos “aumenta significativamente cada día”.

“El tiempo está costando vidas. Llamamos a un alto el fuego inmediato. No hay un lugar seguro en Gaza”, escribió por su parte la ONG Save the Children en la red social X (antes Twitter) para incidir en estas estadísticas.

El Ministerio de Sanidad gazatí publicó que al menos 4.008 menores han fallecido, 8.067 han resultados heridos y 1.250 se encuentran presuntamente desaparecidos bajo de los escombros de edificios destruidos por el fuego cruzado entre las Fuerzas de Defensa de Israel y milicia palestina Hamás.

“La situación claramente no mejora. Unos 420 niños mueren o resultan heridos cada día, un número obviamente horrible”, dijo a EFE Toby Fricker, también de Unicef.

Fricker aseguró que hay muchas cifras de víctimas circulando, “pero la realidad es que hay demasiados niños que mueren o resultan heridos diariamente, por eso Unicef y el secretario general de la ONU hemos llamado muchas, muchas veces a un inmediato alto el fuego y seguimos reclamándolo”. 

No hay lugares seguros para los niños

El portavoz de Unicef insistió en que las partes en conflicto deben proteger a los niños y a los civiles durante las hostilidades.

“En estos momentos no hay ningún lugar seguro para los niños en Gaza”, sentenció Fricker, que recordó que cerca de la mitad de los habitantes de la franja son niños, lo que supone que hay en torno a un millón de menores viviendo en la zona del conflicto.

“Ahora que muchos han sido desplazados, (los niños) viven en refugios en colegios y otros lugares y hay una falta de acceso a servicios esenciales como agua potable, servicios de salud o higiene”, agrega, antes de subrayar que antes del estallido de la guerra, Gaza ya adolecía de “grandes necesidades” humanitarias.

Unicef denunció el 4 de noviembre los ataques contra dos colegios en los que murieron al menos 35 personas incluidos niños y, según el Ministerio de Sanidad palestino, el 73% de las víctimas son niños y ancianos.

En un comunicado difundido este 5 de noviembre, el Ministerio de Sanidad denunció también que más 200 mil viviendas, más de la mitad de Gaza, han resultado destruidas.

Israel acusa a Hamás de usar a niños como escudos humanos

Israel rechaza la información ofrecida por Hamás y justifica sus acciones asegurando que los combatientes y mandos de Hamás usan a los civiles como escudos humanos.

En esta línea, este lunes mismo en un vídeo difundido por el Ministerio de Exteriores, soldados israelíes muestran un supuesto lugar utilizado para el lanzamiento de misiles que está situado cerca de una piscina para niños en una zona residencial en el barrio de Beit Hanún.

“Estos son solo algunos de los muchos ejemplos de cómo Hamás utiliza a los civiles en Gaza como escudos humanos”, dice el ministerio israelí en una nota de prensa.

También este lunes, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, insistió en que las Fuerzas Armadas “siguen los más altos estándares internacionales para evitar daños a personas no involucradas”.