domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Rol de Colombia como aliado extra-OTAN de EE UU intensificará conflicto con Venezuela

El anuncio hecho desde Washington, tras la reunión en la Casa Blanca entre Iván Duque y Joe Biden, subirá el tono del conflicto con Venezuela, advierte el internacionalista Carlos Romero.

El anuncio del presidente Joe Biden sobre su intención de incluir a Colombia como aliado extra-OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) podría elevar las tensiones entre Bogotá y Caracas.

La propuesta de Biden fue parte de la agenda que el mandatario conversó con el presidente Iván Duque durante la visita a Washington, la tarde del jueves.

Sobre esto, el internacionalista Carlos Romero señala que, en el caso de las rivalidades que sostienen Colombia y Venezuela, la decisión es controversial por dos motivos.

“Primero, porque en nada contribuye a un relanzamiento de las relaciones bilaterales entre Bogotá y Caracas. Lleva a la internacionalización de esas relaciones. Toda la agenda de comercio, migración, fronteras, etc., pudiera desplazarse por puntos en la agenda de carácter internacional, habida cuenta de que Venezuela tiene una especial relación con Rusia. Entonces, traerían a nuestro continente la realidad bipolar”, puntualiza Romero.

Al mismo tiempo, el internacionalista esboza que la condición de Colombia pudiera llevar, eventualmente, a que se considere a la frontera venezolana como una zona de conflicto internacional, al estilo del Medio Oriente. Así el conflicto pudiera internacionalizarse.

Desde enero de este año se ha agudizado el conflicto en el Alto Apure, en la zona limítrofe con el Arauca colombiano, donde la Fuerza Armada Nacional (FAN) enfrenta a grupos irregulares que denomina “tancol” (terroristas armados narcotraficantes colombianos).

Añade que para América Latina se trataría de un asunto muy delicado y de allí el motivo de las alarmas.

Otro aspecto que se debate, indica el internacionalista Romero, es si esa política adelantada por la Casa Blanca va a continuar en el caso de que Gustavo Petro gane la Presidencia de Colombia.

Según una reciente encuesta contratada por tres importantes medios de comunicación de Colombia, Petro triplica y hasta cuadriplica la intención de voto para las elecciones presidenciales que se celebrarán, en una primera vuelta, el 29 de mayo. La segunda vuelta, de ser necesaria, sería el 19 de junio.

Asimismo, Carlos Romero refiere que, desde hace mucho tiempo, los Estados Unidos no habían seleccionado a un país de América Latina como guía y como país privilegiado, como lo fue hace muchos años atrás Brasil.

Romero señala que la primera razón por lo que el anuncio es controversial es que, en la práctica, con la nueva condición como país aliado extra-OTAN, Colombia formará parte de 17 países en el mundo que tienen esa misma condición, pero que pone a la nación vecina con una serie de compromisos extracontinentales.

Dentro de estos compromisos figuran, por ejemplo, mandar tropas a otras latitudes fuera de América Latina, respaldar a la OTAN en caso de que decida hacer una intervención en la guerra entre Rusia y Ucrania, y permitir que haya tropas y bases militares de la OTAN en Colombia.

De acuerdo con información de CNN, los aliados importantes extra-OTAN no tienen derecho a garantías de seguridad específicas como los miembros de la OTAN, en virtud del artículo 5 del tratado; pero la designación cambia el modo en que los militares estadounidenses interactúan con el país, según indicó el Departamento de Estado.

De allí que los aliados pueden recibir préstamos de material y suministros -aspecto que destacó Duque en sus declaraciones tras su encuentro con Biden-, servir de ubicación para los arsenales de la Reserva de Guerra de Estados Unidos y celebrar acuerdos con Estados Unidos en materia de entrenamiento.

Por su parte, el internacionalista Luis Daniel Álvarez expresa que la propuesta de Biden sobre Colombia ratifica la política de Estado tanto de Estados Unidos como de Colombia, en la que, independientemente del gobierno de turno e indistintamente de la forma cómo se dan los acercamientos, “hay una relación en la que se trabaja mancomunadamente en ciertos puntos”.

Añade que Colombia ha hecho ciertos avances en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el sentido de un país que puede jugar a otro nivel, en tanto vende la acción de que está trabajando con distintos actores.

Para Luis Daniel Álvarez, dadas las coyunturas en juego, Venezuela es un país que no tiene margen de maniobra. De allí que avizora la continuación de la presión colombiana.

“Implica, además, cierta visión de que Venezuela sigue siendo una preocupación para el hemisferio occidental. Lo que pasa es que Rusia tiene una situación interna muy endeble y no sé hasta qué punto puedan mantener la presión que tienen hacia Nicaragua, Siria, Venezuela y Bolivia”, afirma.