lunes, 26 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Revelan que México propicia discurso de odio hacia los migrantes

Las principales líneas argumentativas en los comentarios negativos hacia las personas migrantes se centran en cuestiones como su integración en la sociedad, el aprovechamiento de los recursos del país, la delincuencia y la legalidad.

Las políticas migratorias de México, centradas en la represión, la contención y la deportación de migrantes han influido en la orientación del discurso público hacia narrativas de naturaleza racista, clasista y xenófoba, reveló este martes un informe de la organización Oxfam México.

Sin embargo, en su documento El muro mexicano. Estudio de percepciones sobre la migración en México, con el propósito de divulgar las impresiones de la sociedad mexicana con relación a las personas migrantes, matizó que tres cuartas partes de los mexicanos adopta una postura ambivalente respecto de la migración.

“El 74% de la sociedad mexicana se encuentra en un sector ambivalente, es decir, que no tiene una posición a favor o en contra respecto a la migración”, explicó Elizabeth Figueroa, coordinadora de migración de Oxfam México.

Las principales líneas argumentativas en los comentarios negativos hacia las personas migrantes se centran en cuestiones como su integración en la sociedad, el aprovechamiento de los recursos del país, la delincuencia y la legalidad.

Alexandra Haas, directora ejecutiva de Oxfam México, explicó que este estudio proviene de una reflexión interna de la importancia de cómo vemos en México la migración.

Datos significativos

Este informe, correspondiente al período de marzo a octubre de 2022, identificó cinco segmentos de actitudes de la sociedad mexicana con respecto a la migración.

Entre estos segmentos, destaca el que obtuvo el porcentaje más elevado, con 35% de los encuestados, considerando que las migraciones no tienen un impacto positivo ni en la economía ni en la cultura del país.

Por otro lado, solamente 9% de los encuestados, representando la cifra más baja, sostiene que la migración tiene un impacto positivo en la economía.

En contraposición, el 17% considera que la migración tiene un impacto negativo, especialmente en la economía y en la cultura.

También destaca que los migrantes se asocian con personas provenientes de países de Centroamérica, pues las personas encuestadas refieren que los ciudadanos migrantes son originarias principalmente de Honduras, Guatemala, El Salvador y Haití.

Sin embargo, a pesar de esta percepción, el 55. 9% de los encuestados considera que las personas migrantes solo están en tránsito con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Contradicciones

Carlos Heredia, economista especialista en relaciones internacionales, achacó al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que en sus cinco años de gobierno no se ha reunido ninguna vez con las comunidades mexicanas en Estados Unidos.

“Somos un país y tenemos un gobierno muy contradictorio que dice que somos hermanos latinoamericanos, pero nos dedicamos a atropellar y a golpear a los migrantes centroamericanos, incluidas las mujeres que se tienen que tomar la píldora porque saben que las van a asaltar sexualmente en el camino”, expresó Heredia.

Leni Álvarez, una mujer que regresó desde Estados Unidos hace 14 años, ha compartido que los migrantes experimentan el temor de ser detenidos en Estados Unidos y enfrentar la posibilidad de ser deportados, pero también ha señalado que esta misma preocupación está presente en nuestro país.

Reflexiones sobre la migración

La periodista Gabriela Warkentin hizo hincapié en la importancia de humanizar la migración al narrar sus historias en lugar de centrarse en proporcionar una gran cantidad de estadísticas.

“Los medios tenemos que reconocer que lo estamos haciendo mal (…) tenemos que contribuir mejor narrativamente frente a la migración”, remarcó.

Giovanni Lepri, representante del alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), afirmó que se debe apoyar a las personas que llegan de otros países, pero no solo nosotros, también las autoridades.