lunes, 15 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Responsable de atropellar a migrantes en Texas tenía varias drogas en su sangre

El reporte lo elaboró el Hospital Regional del Valle, donde fue llevado Álvarez tras atropellar a los migrantes, pero no detalla cuáles eran las concentraciones de las sustancias en su cuerpo.

George Álvarez, señalado como el responsable de asesinar al menos a nueve migrantes en Texas el 7 de mayo -la mayoría venezolanos- presuntamente consumió tres tipos de droga antes del incidente, según el reporte toxicológico de las autoridades.

Determinaron que Álvarez tenía en su sangre restos de cocaína, marihuana y ansiolíticos, lo que podría modificar la acusación que pesa sobre él por homicidio involuntario de estas personas, refiere Telemundo.

Por su parte Martín Sandoval, portavoz de la policía de Brownsville, indicó que este reporte lo elaboró el Hospital Regional del Valle, donde fue llevado Álvarez tras atropellar a los migrantes, pero no detalla cuáles eran las concentraciones de las sustancias en su cuerpo; lo que todavía impide saber si fue intencional o no su acción, indicó Univisión.

Luego de que trascendieran algunos nombres de los migrantes fallecidos y heridos por arrollamiento frente a un refugio en Texas, varios de los familiares han estado moviendo cielo y tierra para buscar la forma de viajar o de buscar repatriar los cuerpos de sus seres queridos.

Gloria Pérez, madre de Richard Bustamante, explicó que era su único hijo y que salió de Guanare el pasado 12 de abril y llegó el 5 de mayo a EE UU con la idea de buscar una mejor calidad de vida. Entró al país “legal”, ya que se rigió por las políticas migratorias.

Explicó que tanto ella como una hermanastra hacen la solicitud para que se repatrie el cuerpo de Bustamante y de los demás fallecidos para poder darle cristiana sepultura.

Por su parte, los padres de Ender Mata; quien es uno de los heridos que se encuentra en una Unidad de Cuidados Intensivos en Texas, acudieron a la sede del Saime para poder renovar sus pasaportes, solicitar visa humanitaria y viajar a Estados Unidos para cuidar a su hijo, quien tiene pronóstico reservado.

La madre de Jesús Sangroni, quien fue el noveno fallecido por el incidente, se encuentra en Colombia. Pide ayuda porque es una mujer de bajos recursos para poder buscar con su hijo. Le había relatado cómo superó las distintas situaciones para llegar a EE UU.

Antes de emprender el viaje, Sangroni estuvo con su familia viviendo cinco años en Colombia cuando decidió viajar a Estados Unidos con la esperanza de comprar una casa.

Mientras tanto, este miércoles se conoció en redes sociales que a la ciudad de Brownsville, Texas, llega un gran contingente de personas a menos de 24 horas que quede sin efecto el Título 42 y se retome el Título 8, con lo que, entre otras cosas, deportarán de forma inmediata a los que ingresen ilegalmente al país. Sin embargo, funcionarios de la Guardia Nacional buscan la forma de bloquear la entrada de estas personas.

Mientras, el secretario de Seguridad Nacional de EE UU, Alejandro Mayorkas, recordó a la población migrante que el fin del Título 42 no significa que haya una frontera abierta, sino todo lo contrario, y que viene una nueva disposición migratoria.

Según las nuevas condiciones, quienes sean expulsados a partir del viernes deberán esperar cinco años para volver a pedir asilo en EE UU.

“Nuestro enfoque general es construir vías legales para que las personas vengan a los Estados Unidos e imponer consecuencias más duras a quienes opten por no utilizar esas vías”, insistió Mayorkas, de acuerdo a la VOA.