sábado, 22 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Qué significa que España, Irlanda y Noruega reconozcan al Estado palestino

Actualmente, alrededor de 139 de los 193 miembros de Naciones Unidas reconocen a Palestina como Estado, pero en la lista no figuran Estados Unidos ni Reino Unido, ni ningún otro miembro del G7.

España, Irlanda y Noruega anunciaron este miércoles su intención de reconocer la existencia del Estado palestino, una decisión histórica que ha provocado la condena de Israel y el júbilo del pueblo palestino.

“Los palestinos tienen un derecho fundamental e independiente a tener su propio Estado. Tanto israelíes como palestinos tienen derecho a vivir en paz en Estados separados”, aseguró este miércoles en una conferencia de prensa el primer ministro noruego, Jonas Gahr Støre.

“No puede haber paz en Medio Oriente sin una solución de dos Estados”, agregó.

Por su parte, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, dijo en un discurso ante el Parlamento que había tres motivos para fundamentar su decisión: “Paz, justicia y coherencia”.

El reconocimiento de estos tres gobiernos europeos entrará en vigor el próximo 28 de mayo.

Tras los anuncios, el Ministerio de Asuntos Exteriores palestino, con sede en Cisjordania, expresó su satisfacción. “Con este importante paso, España, Noruega e Irlanda han demostrado una vez más su compromiso inquebrantable con la solución de dos Estados y con la entrega de la justicia largamente esperada al pueblo palestino”, dijo en un comunicado.

Hamás respondió al anuncio atribuyendo la medida a la “valiente resistencia” del pueblo palestino.

“Estos reconocimientos sucesivos son el resultado directo de esta valiente resistencia y de la legendaria firmeza del pueblo palestino”, afirmó a la agencia de noticias AFP Bassem Naim, un alto dirigente de Hamás.

El grupo considera que el reconocimiento de estos tres países europeos podría ser un punto de inflexión en la posición internacional sobre la cuestión palestina.

En Israel, el anuncio de este miércoles causó gran malestar.

El gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu llamó a consultas a sus embajadores en estos tres países europeos, pero además convocará a los diplomáticos de esos países en Israel para darles una “reprimenda” en la que les mostrarán un video en el que se ve cómo varias mujeres soldado israelíes fueron secuestradas el 7 de octubre.

“La historia recordará que España, Noruega e Irlanda decidieron conceder una medalla de oro a los asesinos y violadores de Hamás, que violaron a adolescentes y quemaron a bebés”, señaló el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Israel Katz.

“Israel no se quedará ante esto en silencio: su medida tendrá graves consecuencias”, recalcó.

España e Irlanda señalaron que la decisión no era contra Israel ni a favor de Hamás, sino en apoyo de la paz.

Analistas estiman que, pese a la medida anunciada por estos tres países europeos, todavía existen enormes obstáculos para que los palestinos cuenten con un Estado propio viable.

“Gesto simbólico” si no aborda otras cuestiones

James Landale, corresponsal diplomático de la BBC, señala que el anuncio de Irlanda, España y Noruega incrementará la presión sobre otros gobiernos europeos -incluyendo Reino Unido, Francia y Alemania- para que también reconozcan al Estado palestino.

Advierte, no obstante, que lo ocurrido este miércoles es en gran medida un gesto simbólico si no aborda también otras cuestiones vitales.

¿Cuáles deberían ser las fronteras? ¿Dónde debería ubicarse la capital? ¿Qué deberían hacer ambas partes primero para que esto ocurra?

Landale indica que son preguntas difíciles sobre las que no se ha llegado a un acuerdo y que no han podido ser respondidas satisfactoriamente durante décadas.

“Hoy, unos cuantos países más en Europa creen que debería haber un Estado palestino. Sus partidarios aplaudirán la medida, sus oponentes la condenarán”, afirma Landale.

“Pero es poco probable que esto cambie la sombría realidad para los palestinos en el terreno”.

Una cuestión que divide

El reconocimiento de un Estado palestino ha generado controversia en la comunidad internacional durante décadas.

El 15 de noviembre de1988, la Organización de Liberación de Palestina (OLP), reconocida internacionalmente como el principal representante de los palestinos, declaró por primera vez la creación del Estado de Palestina.

No definió fronteras, pero nombró a Jerusalén como su capital.

Una minoría de países europeos ya reconoce un Estado palestino entre estos se encuentran Hungría, Polonia, Rumania, la República Checa, Eslovaquia, Bulgaria, Suecia, Chipre y Malta.

Pero muchas naciones europeas -y Estados Unidos- dicen que reconocerán un Estado palestino sólo como parte de una solución política a largo plazo al conflicto a través de la conocida como “solución de dos Estados”, en la que tanto israelíes como palestinos acuerden tener sus propios Estados con sus propias fronteras.

Irlanda, España y Noruega dicen que lo están haciendo ahora para iniciar un proceso político, pues consideran que para que haya una solución sostenida a la crisis actual hace falta que ambas partes puedan aspirar a algún tipo de horizonte político.

Analistas apuntan que estos tres países también están respondiendo a presiones políticas internas para mostrar más apoyo a los palestinos.

En el pasado, la posición de muchos gobiernos occidentales era que el Estado palestino debería ser un premio para un acuerdo de paz final.

Estados Unidos, entre estos, respalda la llamada solución de dos Estados, pero dice que debería surgir mediante negociaciones directas entre las dos partes.

Latinoamérica y la cuestión palestina

Históricamente, la mayoría de los gobiernos de izquierda en América Latina han mantenido un tradicional apoyo a la causa palestina.

El presidente colombiano, Gustavo Petro, ha sido uno de los más críticos con Israel desde el comienzo de la actual guerra en Gaza, cuyo detonante fueron los ataques de Hamás del 7 de octubre, cuando militantes de ese grupo palestino irrumpieron en Israel, matando a cerca de 1.200 personas y secuestrando a unas 250.

Desde entonces, más de 35 mil personas, en su mayoría civiles, han muerto en la ofensiva israelí en Gaza, según el Ministerio de Salud dirigido por Hamás.

Nicolás Maduro en Venezuela y el presidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva han acusado a Israel de “genocidio” contra el pueblo palestino.

Da Silva incluso comparó la situación con las acciones de Adolf Hitler contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, alrededor de 139 de los 193 miembros de Naciones Unidas reconocen a Palestina como Estado, pero en la lista no figuran Estados Unidos ni Reino Unido, ni ningún otro miembro del G7, el grupo de las siete economías más avanzadas del mundo.

En América Latina hay 18 países que han reconocido la existencia del Estado palestino: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Los únicos países latinoamericanos que no reconocen un Estado palestino son Panamá y México.

Panamá también fue la única nación de la región que votó en contra de que los palestinos obtuvieran el estatus de “Estado observador no miembro” de Naciones Unidas, en una histórica votación que tuvo lugar a finales de 2012.

Tras el estallido de la guerra, y a medida que avanza la devastación de Gaza, gobiernos latinoamericanos, como los de Chile, Honduras y Colombia, han retirado a sus embajadores en Israel.

Colombia y Bolivia han dado un paso más al romper relaciones con los israelíes.

Mientras tanto, la situación humanitaria en Gaza continúa deteriorándose a medida que continúa la ofensiva militar israelí.