domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

OTAN alerta que Rusia pasó “a la acción militar abierta” y planea ataque “a gran escala”

“Condenamos la incursión adicional de Rusia en Ucrania. Moscú ahora pasó de los intentos encubiertos de desestabilizar Ucrania a la acción militar abierta”, dijo Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió este martes que Rusia pasó “a la acción militar abierta” y aseguró que más tropas rusas se movieron al Donbás, en el este de Ucrania, donde se encuentran las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk cuya independencia reconoció Moscú el lunes.

“Condenamos la decisión de Moscú de reconocer las autoproclamadas República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk. También condenamos la incursión adicional de Rusia en Ucrania. Moscú ahora pasó de los intentos encubiertos de desestabilizar Ucrania a la acción militar abierta”, dijo el político.

Stoltenberg se expresó así durante una rueda de prensa posterior a una sesión extraordinaria de la Comisión OTAN-Ucrania, que reúne a los aliados con Kiev, celebrada este martes.

Acción militar abierta

El exprimer ministro noruego aseguró que “todo indica que Rusia sigue planeando un ataque a gran escala en Ucrania”. Recalcó que anoche se vio “que tropas rusas adicionales se movieron al Donbás, a partes de Donetsk y Lugansk”.

Preguntado por si tiene pruebas de que Moscú haya trasladado nuevas tropas desde territorio ruso al Donbás, Stoltenberg respondió que sí.

“Tenemos que entender que Rusia ha estado en el Donbás durante muchos años, desde 2014, pero ha sido en operaciones encubiertas, en las que han negado su presencia, pero los llamados separatistas (de Donetsk y Lugansk) han estado controlados y apoyados por tropas rusas, por personal de operaciones especiales ruso durante muchos años”, expuso.

“Lo que vemos ahora son fuerzas y tropas rusas adicionales avanzando. Esto hace la situación incluso más grave. Es un cambio radical”, subrayó. Asimismo señaló que combinado con el reconocimiento de la independencia de Donetsk y Lugansk por parte de Rusia, ello “añade combustible y hace más peligrosa y difícil” la situación.

Ataque a gran escala

A eso, según precisó, se une que sigue la acumulación militar en torno a Ucrania y la preparación para “un ataque a gran escala”.

Stoltenberg también recordó que el Kremlin “prometió retroceder, pero ha seguido aumentando” su presencia militar en torno a la antigua república soviética. Mencionó “las provocaciones” en el Donbás y las “diferentes operaciones de bandera falsa”, con las que Rusia intenta escenificar un ataque para tener una justificación que le permita invadir Ucrania.

Asimismo citó “la retórica amenazante” de Moscú, pero el secretario general de la OTAN recalcó que “al mismo tiempo, nunca es demasiado tarde para no atacar”, por lo que volvió a pedir a Rusia una desescalada e implicarse “de buena fe en los esfuerzos diplomáticos para encontrar una solución política”.

“Si Rusia decide, una vez más, usar la fuerza contra Ucrania, se le aplicarán incluso sanciones más duras, un precio incluso más alto que pagar”, afirmó.

“El momento más peligroso para nuestra seguridad en décadas”

Resaltó que Rusia tiene desplegados en y alrededor de Ucrania “más de 150 mil soldados y aviones de combate y helicópteros de ataque”.

“Muchas unidades ahora están desplegadas en formaciones de combate. Están fuera de sus campamentos, en el campo y listas para atacar”, alertó.

Jens Stoltenberg dijo que la petición que hizo este martes Putin al Senado para que permita el uso de Fuerzas Armadas en el extranjero es “un paso más” en esa escalada que “ha desembocado en el momento más peligroso para nuestra seguridad en décadas”.

Preguntado por si considera los últimos movimientos de Rusia una invasión de Ucrania, Stoltenberg contestó que Moscú ya invadió en 2014 ese país al anexionarse Crimea y dejar unidades militares rusas en Donetsk y Lugansk.

“Lo que vemos ahora es que un país ya invadido está sufriendo una invasión adicional con más presencia militar rusa”, indicó, y advirtió de que el riesgo de guerra es “real”.

Stoltenberg también “dio la bienvenida” a las sanciones económicas anunciadas este martes “por muchos aliados de la OTAN”. Así como la decisión del Gobierno alemán “de que no puede certificar el gasoducto Nord Stream 2”, que transportaría gas natural ruso directamente a Europa Occidental, esquivando Ucrania.

Rusia creo la crisis

Insistió en que la actual crisis la creó “Rusia sola”. Felicitó a Ucrania por “su moderación al no responder a las repetidas provocaciones” de Moscú.

El político dijo que existen “señales contradictorias de Moscú de si ha reconocido el territorio entre la frontera rusa y la línea de contacto o reconocido todo el territorio de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk”.

Agregó que la OTAN seguirá dando a Ucrania “fuerte apoyo político”. También que los aliados están proporcionando equipamiento para ayudar a Kiev “a defenderse”, así como “apoyo financiero sostenido”.

También señaló que la Fuerza de Respuesta de la OTAN sigue en estado de “alta disposición”, pero que por el momento no se ha desplegado. Aunque sí lo han hecho unidades de países aliados, como Estados Unidos o el Reino Unido, que duplicaron su presencia en Estonia.

Igualmente se refirió a la decisión de Alemania de enviar más tropas a Lituania.