jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Olaf Scholz jura como nuevo canciller alemán y abre nueva etapa tras la impronta de Merkel

Es el primer socialdemócrata al frente de un gobierno alemán por primera vez en 16 años. Merkel, quien hace más de tres años anunció que no participaría en las elecciones, entrega el bastón de mando a un rival político.

El socialdemócrata Olaf Scholz juró hoy en la Cámara Baja del Parlamento (Bundestag) su cargo como noveno canciller de la República Federal de Alemania, cargo que fue ocupado por 16 años por Ángela Merkel.

“Juro que dedicaré mis fuerzas al bienestar del pueblo alemán, aumentaré su beneficio, evitaré su daño, mantendré y defenderé la Ley Fundamental y las leyes de la federación, cumpliré mis obligaciones a conciencia y haré justicia a todos”, pronunció en voz alta Scholz, tal y como recoge el artículo 56 de la Ley Fundamental.

Scholz fue previamente nombrado canciller por el presidente germano, Frank-Walter Steinmeier, en una breve ceremonia en el palacio de Bellevue de Berlín. Esta misma mañana Scholz había recibido el respaldo del Bundestag para suceder a Angela Merkel como canciller.

En votación secreta, Scholz obtuvo 395 de los 707 votos emitidos. Hubo 303 votos en contra, seis abstenciones y tres votos nulos. Para ser elegido necesitaba obtener mayoría del total de 736 escaños de los que consta la Cámara Baja, es decir, 369 votos.

Los partidos que forman la coalición gubernamental denominada “semáforo” por los colores que tradicionalmente representan a cada uno de los partidos: Partido Socialdemócrata (SPD), Los Verdes y Partido Liberal (FDP) suman juntos 416 escaños.

Homenaje a Merkel

Los diputados de la Cámara Baja del Parlamento alemán despidieron con un aplauso y en pie a la canciller saliente, Ángela Merkel, quien presenció desde la tribuna de invitados la elección del socialdemócrata Scholz como nuevo jefe de Gobierno.

Con la única excepción de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), los representantes del resto de grupos han reconocido con un largo aplauso el papel de Merkel, que fue durante 16 años canciller de Alemania y renunció a aspirar a la reelección en los comicios de septiembre.

La exlíder de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) anunció hace más de tres años que no aspiraría a seguir al frente del partido y que abandonaría el cargo de canciller en las siguientes elecciones parlamentarias, como así ha sido. Sin embargo, no entrega el bastón de mando a un compañero de la CDU, sino a un rival político.

Sin embargo, Scholz también fue compañero de coalición, ya que ejerció como “número dos” del Gobierno saliente y ministro de Finanzas. Merkel se esforzó por garantizar una transición fluida y presentó a su sucesor en foros internacionales como el G20, así como haciéndole partícipe de decisiones clave, por ejemplo, para combatir la pandemia de COVID-19.

Un Gabinete paritario

El nuevo gabinete estará compuesto por ocho ministros y ocho ministras, dirigidos por Scholz, lo que conforma un Gobierno de nueve hombres y ocho mujeres. El nuevo canciller había reiterado anteriormente la gran importancia que concede al hecho de tener un gabinete paritario.

El nuevo Gobierno constará así de siete ministros del SPD, cinco de Los Verdes y cuatro de los liberales.

El nombramiento de Scholz pone a un socialdemócrata al frente de un gobierno alemán por primera vez en 16 años, después de que Merkel sucediera a Gerhard Schröder como canciller en 2005.

La coalición “semáforo” es algo inédito a nivel nacional. Mientras que el SPD aporta mucha experiencia de gobierno tras integrar la coalición roji-negra de Merkel, la última participación de Los Verdes en un gobierno fue en 1998-2005 y la del FDP, en 2009-2013.