domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Nicaragua: Universidad Centroamericana confirma cierre de sus actividades

El dictamen judicial, según las publicaciones, se le hizo llegar a las autoridades rectorales este 15 de agosto, atendiendo a una solicitud de la Fiscalía General de Nicaragua, en la cual se le acusa a la universidad de “terrorista”.

Tras confirmar la versión de varios medios nicaragüenses en la mañana de este miércoles sobre la emisión de una orden de incautación de todos los bienes materiales y económicos de la Universidad Centroamericana (UCA), confiada a la orden religiosa Compañía de Jesús, sus autoridades confirmaron a través de un comunicado que suspenden todas sus actividades.

El dictamen judicial, según las publicaciones, se le hizo llegar a las autoridades rectorales este 15 de agosto, atendiendo a una solicitud de la Fiscalía General de Nicaragua, en la cual se le acusa a la universidad de “terrorista”.

Ya en febrero de 2022, el diputado oficialista Wilfredo Navarro había señalado a la UCA de “terrorista” y de no estar “al día” con el Ministerio de Gobernación (Migob). “La UCA que es un centro de terrorismo, aún actual, de desinformación y de promoción de violencia; no está al día con el Ministerio de Gobernación. No tiene sus requisitos, aunque se les ha dado cuatro veces prórroga”, cita el medio Divergentes.

Aun cuando el fallo aún no aparecía en el cúmulo de decisiones publicadas del sistema judicial nicaragüense, fuentes vinculadas a la UCA confirmaban a los periodistas la emisión del mismo.

Las autoridades universitarias habían hecho público una circular en la cual le informaban a sus trabajadores sobre los inconvenientes administrativos que presentaban para cancelar a tiempo y de forma completa los sueldos y salarios este 15 de agosto.

Vale recordar que el viernes 11 de agosto varios líderes estudiantiles vinculados a esta casa de estudios expusieron a través de una rueda de prensa que la congelación de las cuentas bancarias de la institución era un intento de expropiación de la misma por parte del gobierno que dirige la dupla de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

De hecho, refiere el portal Divergentes, se cree que esta “confiscación es una venganza de la pareja presidencial contra la universidad por su papel en las protestas sociales de 2018, cuando abrieron sus puertas a los manifestantes y mantuvieron una posición muy crítica frente a los crímenes de lesa humanidad ejecutados por policías y paramilitares”.

Otra fuente vinculada a la casa superior de estudios universitarios manifestó que “este es un golpe a la Compañía de Jesús, a la Iglesia Católica, al conocimiento y al libre pensamiento. ¿Vos pensás que han perdonado que haya un monumento a Alvarito Conrado en el Colegio Loyola? ¡Nada, no perdonan!”.

Se conoció que tras el anuncio de cierre de actividades, el personal de mantenimiento empezó a retirar todos los ornamentos y figuras religiosas de la capilla universitaria.

Amnistía Internacional se pronuncia

Ante la noticia, la organización Amnistía Internacional fue una de las primeras en reaccionar a la medida de incautación de bienes materiales y económicos de la UCA, a través de su directora para las Américas, Érika Guevara, quien escribió en su cuenta de X que la universidad “ha sido un bastión de educación progresista y en defensa del movimiento estudiantil”.