domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Human Rights Watch asegura que aumenta cifra de venezolanos que cruza la selva de Darién

Muchos venezolanos dijeron a Human Rights Watch que atraviesan ese camino debido a que los requisitos de visado han limitado su posibilidad de tomar rutas más seguras para solicitar protección en Estados Unidos.

La organización Human Rights Watch aseguró el 5 de julio en un nuevo informe publicado, que los requisitos de visados impuestos por varios países de América Latina han provocado un aumento significativo del número de venezolanos que atraviesan la selva en la frontera entre Colombia y Panamá, conocida como el tapón del Darién.

Señaló que los venezolanos han superado a los cubanos y haitianos como la población más numerosa que cruza el Darién en 2022, y ahora representan más de un tercio del total de los migrantes que utilizan ese camino.

“La cantidad de venezolanos que cruzan el Darién en dirección a Norteamérica ha aumentado dramáticamente a medida que varios países han impuesto requisitos de visado que dificultan que los venezolanos viajen en avión a México y Centroamérica”, indicó la organización.

La directora en funciones para las Américas de Human Rights Watch, Tamara Taraciuk Broner, expresó que quienes huyen de las crisis de derechos humanos en la región deben tener una manera segura y ordenada de buscar protección en otros países.

“Las autoridades de la región que recientemente firmaron la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección deben revertir de manera urgente las medidas sobre inmigración que están obligando a migrantes y solicitantes de asilo a tomar caminos peligros, como el tapón del Darién”, señaló.

Muchos venezolanos dijeron a Human Rights Watch que atraviesan el tapón del Darién debido a que estos requisitos de visado han limitado su posibilidad de tomar rutas más seguras para solicitar protección en Estados Unidos.

En 2021, una cifra récord de 133 mil migrantes y solicitantes de asilo cruzaron el tapón del Darién, incluidos 29 mil niños y niñas, según datos oficiales de las autoridades panameñas.

La mayoría de los venezolanos que cruzaron el Darién manifestaron a Human Rights Watch que escapaban de las arduas condiciones económicas en su país y de las dificultades para atender necesidades básicas, especialmente para obtener medicamentos y comida, debido a la emergencia humanitaria en Venezuela.