domingo, 21 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Gobierno de España espera dinamizar su relación con Venezuela tras presidenciales de 2024

Para que las elecciones justas sean una posibilidad, aboga por el cumplimiento del Acuerdo de Barbados por parte de las partes firmantes.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró que España debe dinamizar su relación con Latinoamérica, marco en el que mencionó a Venezuela y la esperanza de que se efectúen elecciones presidenciales libres en 2024.

Para que las elecciones justas sean una posibilidad, aboga por el cumplimiento del Acuerdo de Barbados por parte de las partes firmantes, puesto que garantizaría la celebración de comicios con garantías electorales y participación plena de candidatos.

“Espero que el cumplimiento de los acuerdos de Barbados entre oposición y Gobierno en Venezuela permita que se puedan celebrar allí elecciones libres y transparentes en el año 2024”, resaltó en un discurso durante la apertura de la VIII Conferencia de Embajadores en Madrid.

La estrategia de España en la región pasa por promover un acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur, que permita integrar de mejor manera la economía entre ambos bloques. España se considera una especie de “puente” entre Europa y Latinoamérica, por lo que Sánchez espera que este pacto pueda convertirse en realidad “más pronto que tarde”.

El mandatario español informó que, a lo largo de la legislatura, también llevará a cabo una serie de viajes a la región del Indo-Pacífico y al África subsahariana para reforzar con países de ambas zonas unas relaciones bilaterales que considera que tienen un gran potencial.

Acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, el jefe del Ejecutivo resaltó el papel internacional de España, que considera que ha sido creciente en los últimos años, con la participación activa en debates globales como el de la emergencia climática.

La lucha contra el cambio climático, la solidaridad y el impulso del tejido empresarial son algunas de las prioridades expuestas por el jefe del Ejecutivo, quien resaltó la posición “coherente” de su gobierno en dos conflictos como el de Ucrania y el protagonizado por Israel y Hamás, en los que, dijo, está en juego la credibilidad de Europa, de Occidente y del sistema multilateral.

Sánchez aseguró que España va a seguir siendo un “baluarte” en la defensa de una Europa más grande, más integrada y más federal, y de forma especial resaltó el logro de haberse acordado el nuevo Pacto de Migración y Asilo.

La relación transatlántica va a seguir siendo un eje vertebrador de la política exterior española, que asegura que se consolidó como un aliado “fiable y comprometido” de la OTAN y de Estados Unidos, país con el que dijo que hay “intereses alineados”.

También vio fortalecida la relación con China y consideró que debe consolidarse el acercamiento a otros países como India, Japón, Corea del Sur o Australia.