domingo, 21 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Gobierno de Colombia confirmó muerte de cabecilla de la disidencia de las FARC

El comandante de la II División del Ejército de Colombia, Omar Esteban Sepúlveda Carvajal, fue el primero en informar sobre la operación que se realizó junto con la policía de Norte de Santander en una zona del Catatumbo.

Este domingo, autoridades de Colombia confirmaron la muerte de alias Roque, cabecilla del GAOR (Grupo Armado Organizado Residual) de las disidencias de las FARC, en la población de Tibú, del departamento Norte de Santander.

El comandante de la II División del Ejército de Colombia, Omar Esteban Sepúlveda Carvajal, fue el primero en informar sobre la operación que se realizó junto con la policía de Norte de Santander en una zona del Catatumbo.

Posteriormente, el presidente colombiano, Iván Duque, y el ministro de la Defensa, Diego Molano, usaron sus redes sociales para confirmar la muerte de alias Roque a manos de las fuerzas de seguridad del Estado.

El presidente Duque resaltó que el disidente quería atemorizar a la ciudadanía y que fue muerto gracias a un trabajo coordinado; mientras que Molano mencionó que alias Roque era responsable de extorsiones.

El operativo fue realizado la noche del sábado en el centro urbano de Tibú donde estaba operando el cabecilla de la disidencia de las FARC. Medios colombianos señalan a Roque como la figura principal de los patrullajes urbanos de este grupo insurgente.

La muerte de alias Roque ocurre luego de que Diego Molano confirmara que, a través de la llamada Operación Júpiter, dieron muerte al líder guerrillero de las disidencias de las FARC Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco, con lo que aseguran haber dado un golpe certero al frente primero de ese grupo insurgente.

Molano recordó que Iván Mordisco no entró a los acuerdos de paz firmados en La Habana y quería refundar las FARC y tener unos ocho mil hombres a su cargo. El ministro dijo Iván Mordisco se había convertido en un azote para la zona sur de Colombia por la cantidad de delitos que cometía en los departamentos del Caquetá, Guaviare, Vichada, Meta y Putumayo.